Puerto Rico se suma a estudios para frenar la metástasis

Investigadores del Recinto de Ciencias Médicas estudian posible fármaco para combatir uno de los tipos más agresivos de cáncer de mama, en busca de reducir su letalidad y aumentar la expectativa de vida de las pacientes en Puerto Rico

Por Lyanne Meléndez García

Puerto Rico se ha sumado a la lista de países que siembra la semilla en las investigaciones para combatir la metástasis de cáncer de seno, estado que provoca muchas de las muertes asociadas a esta enfermedad.

Se trata de un grupo de profesores y estudiantes del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR) que estudian el desarrollo de un fármaco para detener la metástasis provocada por el tumor triple negativo, uno de los más agresivos del cáncer de seno.

“Como grupo de investigación, hemos tratado de atacar la parte mortal de la enfermedad de cáncer, especialmente algunos cánceres agresivos que son los que se conocen como triple negativo. Son cánceres bien agresivos, en que las personas tienen una expectativa de vida por debajo del 20 %”, dijo en entrevista con Metro el catedrático asociado de Farmacia del RCM, Eliud Hernández.

El tipo de cáncer triple negativo es un tumor que, según explicó Hernández, “prácticamente se controla por sí mismo” y mantiene una agresividad porque su biología molecular puede sobrevivir a un ambiente agresivo del sistema inmunológico y, además, son tipos de células que buscan invadir y alojarse en otros órganos y tejidos. “La parte mortal es cuando se aloja, digamos, en hígado, en el pulmón y otros tejidos importantes, y esos pierden su funcionalidad, y el paciente pierde mucho porcentaje de expectativa de vida”, detalló el doctor en Farmacia.

Explicó también: “Los compuestos que tratamos de desarrollar buscan detener la metástasis de ese tipo de tumores y, entonces, el tipo de mecanismo de acción que buscamos atacar, eso, para mí, entiendo que es la parte más innovadora, distinta, a lo que otros grupos de investigadores hacen”. Lo que buscan es extender la expectativa de vida. No obstante, aclaró que todo dependerá de la etapa en  que llegue el paciente.

“Aunque ha sido un trabajo bien fuerte, ha sido bien gratificante porque estamos trazando la ruta de cómo hacer las investigaciones aquí en Puerto Rico”, expuso. Hernández adujo que Puerto Rico está en los comienzos de las investigaciones en comparación con otros países. No obstante, esto representa un enorme adelanto para las investigaciones científicas en la isla, lo que marca el inicio de nuevas esperanzas para las pacientes.

“Estamos trabajando con que el posible medicamento complemente con terapias actuales. Es algo que está en experimentación. No sabría darte más detalles porque es algo que estamos explorando. Siempre se busca la alternativa que sean terapias solas, pero también que puedan complementar terapias existentes”, manifestó el también profesor.

Actualmente, hay un proyecto especial de Hernández con el catedrático Cornelis Vlaar y la doctora Suranganie Dharmawardhane, quienes junto con otros profesores del RCM fundaron la compañía MBQ Pharma, que se convierte en la primera biofarmacéutica comenzada en Puerto Rico. “La meta es desarrollar un medicamento que hasta ahora se llama MBQ 167 y la meta es que el medicamento llegue al paciente. En parte, esa ha sido nuestra ruta y nuestras aportaciones desde la Escuela de Farmacia”, explicó Hernández en entrevista con Metro.

“Mi trabajo se especializa en química medicinal y descubrimiento de fármacos. Mi área de investigación principal es sintetizar compuestos para que inhiban procesos importantes en mecanismos de migración, invasión y, eventualmente, metástasis”, sostuvo. La migración se refiere al momento en que las células comienzan a moverse y expandirse a otros lugares; invasión es cuando se aloja en otros tejidos del cuerpo, y metástasis es ya el proceso en sí.

El trabajo en el laboratorio incluye diseñar los posibles compuestos del medicamento, crearlos, probarlos in vitro, evaluar los compuestos en animales, inicialmente ratones. “De estos seguir dando buenos resultados, se hacen estudios más avanzados con otros tipos de animales, especialmente con perros, y si todo va bien, la intención es hacer llegar los compuestos a pacientes”, planteó.

Aunque el estudio se enfoca en cáncer de seno, los compuestos podrían utilizarse también para otros tipos de cánceres, pues a través de la Universidad tienen una patente que cubre estudiar varios tipos de cáncer y varios tumores.

Loading...
Revisa el siguiente artículo