UPR pide ayuda al Congreso para detener nuevos recortes

El presidente de la institución presentó una propuesta al Gobierno para que deje sin efecto los recortes ante la exigencia repentina de un incremento de $80 millones en la aportación al sistema de retiro

Por Lyanne Meléndez y Manuel Guillama

Ante la amenaza de más recortes a la Universidad de Puerto Rico (UPR), el presidente Jorge Haddock pidió ayuda al Congreso, mientras que hoy debe rendir cuentas ante la comunidad universitaria.

El presidente de la institución sometió una propuesta al congresista demócrata Raúl Grijalva, para que la UPR sea excluida de la Ley Promesa. “Para nosotros poder cumplir con el plan de trabajo, necesitamos estos fondos adicionales y todo esto lo exponemos (a Grijalva) en nuestra ponencia”, dijo Haddock en entrevista televisada (Noticentro).

Aunque Metro solicitó copia de esa propuesta, la portavoz de prensa, Joan Hernández, dijo que, por deferencia, se le daría tiempo para revisarlo, antes de la publicación.

Se espera que hoy el presidente se reúna a las 2:00 de la tarde de forma extraordinaria con la Junta Universitaria sobre los recortes al presupuesto, y también citó a un encuentro a las 3:30 p. m. sobre el mismo tema a los presidentes y presidentas de los Consejos Generales de Estudiantes.

“Estamos esperando y abiertos a ver qué es lo que nos va a proponer. Esto es algo que se debió haber hecho hace mucho tiempo; incluso, cuando él asumió la presidencia y mencionó que los recortes eran manejables, debió haber hecho estas gestiones que ahora son a destiempo”, sostuvo representante estudiantil del Recinto de Ciencias Medicas, Rady Lugo, quien funge además como secretario general de la Confederación Estudiantil Nacional (CEN). Reiteró que el estudiantado está en contra del cierre de recintos y de los recortes.

El presidente citó a ambas reuniones luego de que trascendiera que, aunque no es algo que vislumbran al momento, el recorte de $71 millones podría conllevar el cierre de recintos. La Junta de Control Fiscal (JCF), por su parte, los responsabilizó por, presuntamente, no implementar sus recomendaciones. A esto, Haddock indicó el viernes que la JCF está forzando a la institución a tomar ese tipo de medidas, al exigir repentinamente un incremento de $80 millones en la aportación al sistema de retiro que nunca estuvo proyectado en versiones anteriores del plan fiscal certificado. Por ello, presentó una propuesta al Gobierno para que deje sin efecto los recortes. 

“Ante el nuevo escenario, realizamos el análisis correspondiente y nos reunimos con la directora ejecutiva de la JSF, a quien le hicimos una propuesta verbal. Ella nos indicó que cualquier propuesta debía presentarse al Gobierno central, y así lo hicimos”, dijo Haddock a en declaraciones escritas a este medio.

Ese documento tampoco se proveyó por deferencia.

De otra parte, la portavoz del comité de retirados de la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU), Yohanna de Jesús, sostuvo que decir que la nueva aportación al sistema de retiro es la que pone en jaque el presupuesto “es un chantaje, lo que hay es una crisis creada por la Junta de Control Fiscal”.

“El sistema de retiro de la UPR es un Fideicomiso, y hay una obligación de los miembros y del patrono de aportar. Nosotros hemos cumplido nuestra parte y el patrono tiene que cumplir. Si descubren que con los recortes el dinero no da, lo que procede es que (el Gobierno) restituya los fondos para que el dinero dé”, expresó de Jesús, quien acusó a la administración de incumplir con las aportaciones con $94 millones menos acumulados desde 2015.

Loading...
Revisa el siguiente artículo