Trabas de FEMA al centro de salud para Vieques

La secuencia de tropiezos burocráticos para el reemplazo del centro de salud incluye el anuncio de información falsa por parte de la comisionada residente y la negligencia de FEMA de revertir sus propias decisiones y repetir estudios que ya se habían completado

Por Cristina del Mar Quiles / Centro Periodismo Investigativo

Una anciana que muere por complicaciones de una diabetes que ha sido pobremente atendida, un joven deportista que recibe un golpe y no puede ser evaluado con radiografías, un líder comunitario con padecimiento de cáncer que tiene que viajar en el catre sucio en la cola de un avión porque en Vieques no pueden atenderle la complicación de una cirugía, un recién nacido enfermo que es trasladado de emergencia en helicóptero porque no hay en la isla municipio equipo para monitorear su oxigenación, mujeres que tienen que planificar sus partos y terminan en cesáreas porque en Vieques ya no se puede parir. Así es la cotidianidad por la falta de servicios médicos adecuados en Vieques, agravados tras la destrucción por el huracán María del único Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CDT) que allí había y un sistema de transporte marítimo que apenas funciona. Algunos servicios básicos se han restablecido de manera temporal en una escuela que servía como refugio. Pero las necesidades de salud de los viequenses urgen una instalación médica permanente, mejor que la que había hace dos años, que ya era precaria.

El costo del reemplazo del CDT de Vieques destruido por el huracán María se llegó a estimar en $70 millones. Sin embargo, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) no validó esa cifra y revaluó el proyecto con la Oficina Central de Recuperación y Reconstrucción de Puerto Rico (COR3) hasta llegar a un acuerdo preliminar de $46 millones, según confirmó Juan Antonio Rosado, portavoz de la agencia federal al Centro de Periodismo Investigativo (CPI).

La comisionada residente en Washington, Jenniffer González, anunció hace una semana la asignación de $46 millones para el proyecto, pero FEMA la desmintió y aseguró al CPI que no se trata de una asignación, sino de un acuerdo de estimado de costo fijo preliminar. El acuerdo de estimado de costo fijo es un paso indispensable para que se asigne dinero bajo el Programa de Asistencia Pública de FEMA.

“A petición de la comisionada residente, Jenniffer González Colón, el señor Alex Amparo [nuevo coordinador federal de Recuperación de Desastres de FEMA] visitó su oficina para brindar información actualizada y responder preguntas sobre varios temas, incluido el estado del proyecto de reconstrucción del centro de salud en Vieques. Durante la reunión, el señor Amparo informó a la comisionada residente que todas las partes (Vieques, COR3 y FEMA) han llegado a un acuerdo inicial sobre un estimado preliminar de $46 millones para reconstruir el centro de salud”, indicó Rosado.

“Para ser claros, esto no se ha finalizado y todavía está en proceso. Ese estimado debía ser validado por el panel independiente de terceros, de acuerdo con nuestros procedimientos, ya que es [un proyecto] de más de cinco millones de dólares”, sostuvo.

Si en efecto el estimado asciende a $46 millones, la suma sería de poco más de la mitad  que el estimado inicial para el centro de salud de la isla municipio.

Sobre la nueva instalación que se construirá, un segundo portavoz de FEMA, Daniel Llargués, dijo al CPI: “La semana pasada comenzó un proceso de conciliar las diferencias entre las partidas de costos, que son los elementos particulares de la instalación nueva. Dicho proyecto se encuentra en las etapas finales del proceso”. Agregó que el anuncio formal se realizaría cuando culmine el proceso de asignación de fondos, pero no precisó en qué fecha podría ocurrir.

Uno de los asuntos que ha provocado desacuerdos entre FEMA y COR3, según ha manifestado el Gobierno de Puerto Rico es la designación de la instalación como CDT o clínica de servicios médicos y no como hospital, aunque se trata de la única instalación en la isla municipio que operaba las 24 horas los siete días de la semana, contaba con sala de emergencia y, por algunos años, tuvo una sala de partos funcional. FEMA utiliza codificaciones diferentes para clínicas y hospitales y, así mismo, estima que reemplazar una clínica requiere menos fondos que un hospital.

Denuncia de traspiés ante el Congreso

El pasado director ejecutivo de la Oficina Central de Recuperación y Reconstrucción de Puerto Rico, Omar Marrero, presentó en abril una ponencia al Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes federal donde usó el caso del hospital de Vieques como muestra de los retrasos ocasionados por la aplicación que FEMA ha hecho en Puerto Rico de los procedimientos alternativos de la Sección 428.

La Sección 428 de Procedimientos Alternativos es parte de la Ley Stafford de Recuperación de Desastres y permite que el Programa de Asistencia Pública de FEMA asigne más dinero a las jurisdicciones para que puedan reconstruir las estructuras dañadas de manera más fuerte. Bajo el procedimiento tradicional, las estructuras solo pueden ser reparadas para devolverlas a la condición en la que se encontraban antes del temporal. Una de las principales condiciones que establece la Sección 428 para que FEMA apruebe la asignación de dinero es que el solicitante de los fondos, el COR3 y FEMA acuerden un estimado de costo fijo de la obra. Luego de ese acuerdo, FEMA no proveerá más dinero para el mismo proyecto.

Puerto Rico es la primera jurisdicción donde se aplica a gran escala la Sección 428.

Este reportaje se publica en Metro gracias a una alianza con el CPI.  Accédalo en periodismoinvestigativo.com

Loading...
Revisa el siguiente artículo