Profesora de educación especial es acusada de tener relaciones sexuales con alumno

Se enfrenta a una posible condena de 20 años de prisión.

Por Publimetro

Una maestra estadounidense, Lyndsay Sherrod Bates, pasó de ser conocida por ejercer su rol como docente de educación especial en una escuela secundaria, a ser acusada de participar en “sexting” con uno de sus alumnos y de sostener relaciones sexuales con otro.

La exmaestra y entrenadora de voleibol de una escuela secundaria situada en el condado de Madison, en Gurley, Alabama, Estados Unidos, se enfrenta a una posible condena de 20 años de prisión luego de haber sido acusada de enviar mensajes de texto explícitos e imágenes de ella desnuda a un alumno de 16 años y de sostener relaciones sexuales con otro de 17, según informó The New York Post.

Ninguno de los dos estudiantes recibía las clases de educación especial que dictaba en Madison County High, la escuela de la que renunció en marzo, un mes antes de que terminara siendo arrestada.

Como señala el medio estadounidense, la joven de 22 años era la nuera de uno de los funcionarios de la Oficina del Sheriff del Condado de Madison, desde donde se emitió una declaración en el momento del arresto de la joven aclarando que la relación no tenía una implicación en la investigación.

Lyndsay estaba casada con Andrew Bates, un oficial de la ley que es el hijo de la diputada de la Oficina del Alguacil, Stacy Bates. Una vez que Lyndsay fue capturada, su esposo le pidió el divorcio argumentando incompatibilidad, el proceso de divorcio finalmente concluyó en el mes de julio.

También te podría interesar:

Zoe Kravitz será Catwoman en The Batman

Eiza González era una de las candidatas para hacer el papel de la Batichica.

“La Oficina del Sheriff comenzó una investigación tan pronto como se nos presentaron las denuncias, y la Jefe Bates nunca estuvo involucrada en esa investigación”, indicó Kevin Turner, sheriff del condado de Madison, conforme a lo informado por The Daily Mail.

Según registros, la acusada incluso había tenido la oportunidad de eliminar una verificación de los antecedentes en el año 2018. Una vez que ella presentó su renuncia como maestra explicó que “necesitaba buscar un puesto en un área de educación diferente”.

Actualmente Lyndsay permanece en libertad bajo fianza hasta que se lleve a cabo el juicio a comienzos del próximo año, en donde podría ser sentenciada a 20 años de prisión por haber participado en actividades sexuales con estudiantes menores de 19 años. La mujer permanece ansiosa por aclarar su situación ante la corte, según reveló su abogado.

Loading...
Revisa el siguiente artículo