Niega lentitud y burocracia en FEMA

James Russo, coordinador federal de FEMA, conversó con Metro sobre el proceso de reconstrucción a dos años de María

Por Sadot Santana Miranda

James Russo, coordinador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) sabe perfectamente que hay un sinnúmero de críticas a la labor que ha realizado esa agencia en la isla tras el paso del huracán María. No obstante, el funcionario asegura que cualquier lentitud responde a los controles que se necesitan para manejar miles de millones de dólares.

“La mayoría del trabajo que hemos realizado ha sido de emergencia y pienso que hay mucha justificación para esto. En primer lugar, el daño que sufrió la isla tras el huracán fue extenso y tomó mucho tiempo estabilizar a la isla”, sostuvo en entrevista con Metro.

En cambio, en una entrevista anterior con este medio, el director ejecutivo de la Oficina Central para la Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3), Ottmar Chávez, dijo que han identificado alrededor de 9,000 proyectos de obras permanentes, de los cuales tan solo se han completado los estimados de costo de cerca de 107 de ellos. Para comenzar estas obras, FEMA y COR3 deben coincidir en que esos son los costos aceptables, bajo el proceso de la sección 428 de la agencia federal. A pesar de las bajas cifras acordadas, Russo rechazó que exista un retraso. “No lo veo como un retraso, lo veo como una tarea enorme… Honestamente, toma mucho tiempo completar ese trabajo, ya que cada uno de estos proyectos debe ser revisado”. Sin embargo, confesó que ni FEMA ni COR3 cumplirá con la fecha límite del 11 de octubre que tienen para completar los estimados. A pesar de eso, se evaluará una fecha de extensión para cada proyecto por separado en lugar de una nueva fecha límite para todos.

Russo alegó que en algunos casos solo esperan que se aprueben guías y estándares, por lo que “en las próximas tres a cinco semanas verás un aumento dramático en la cantidad de proyectos de obras permanentes que serán aprobados”.

Russo, quien también trabajó en el proceso de reconstrucción tras el huracán Katrina en Luisiana, indicó que este ha sido el proceso de reconstrucción más complicado que ha experimentado.

“Legítimamente, podría tardar un mínimo de 5 a 7 años o más”, como 15 años, reconoció.

Agilizar a toda costa

Si bien el reclamo de apresurar la reconstrucción del país ha tenido eco, inclusive de la gobernadora Wanda Vázquez, Russo evitó mencionar posibles métodos que agilicen esta fase y prefirió subrayar que su función está enmarcada en las regulaciones que rigen la agencia y que solo el Congreso puede cambiar.

Y aunque el Gobierno de la isla señala la sección 428 como un obstáculo, debido a que no permite a ingenieros locales certificar los estimados que faltan, Russo explicó que es el lenguaje de dicha disposición lo que obliga a que sea de esa manera.

“No veo eso como un retraso. Se trata de verificar lo que ellos nos entregan”, expuso, al tiempo que reconoció que esta disposición ha provocado confusión. No obstante, el funcionario opinó que permitir que los ingenieros locales tengan el cedazo final en la validación de las inspecciones no significaría un avance. 

Nadie sabe la cifra exacta

Ante los cerca de 25,000 hogares que permanecen bajo toldos azules, James Russo indicó que el trabajo de FEMA se limita a proveer toldos adicionales a estas familias en caso de que ocurra otro evento atmosférico. La agencia negó que lleven un conteo de las familias que se mantienen bajo estos techos de lona.

Por su parte, el Departamento de Vivienda indicó que el número que tienen de familias sin techo responde a estimados que le proveen los alcaldes, por lo que no cuentan con una cifra exacta.

Loading...
Revisa el siguiente artículo