Novel esfuerzo de educación en tecnología como vehículo de inclusión social

Colaboración entre varias entidades sin fines de lucro, con el apoyo de la fundación de Google, desarrollarán proyecto piloto para educar a 1,500 jóvenes del Caribe en el área de programación

Por Lyanne Meléndez García

 

Santo Domingo, R. D. – Con la finalidad de buscar más oportunidades de desarrollo para las personas con limitaciones de acceso a recursos, alrededor de 1,500 jóvenes del Caribe —incluyendo Puerto Rico— participarán de un novel proyecto de la multinacional de tecnología, Google, y el Caribbean Open Institute (COI) para educarse en el manejo de datos.

Se trata de la creación del Caribbean School of Data, que se dio a conocer ayer en República Dominicana y se espera que en Puerto Rico se beneficien aproximadamente 300 jóvenes como parte del proyecto piloto que se extenderá por los próximos dos años.

“Vemos que hay muchas oportunidades en cerrar la brecha digital a través de la educación en la tecnología. Por un lado vemos una industria dinámica, que va creciendo, atraviesa todos los sectores de la economía y cada vez requiere más talento capacitado y que no encuentran ese talento, pero a través de este programa son muy concretos, con habilidades específicas tecnológicas, hay una oportunidad enorme”, manifestó en entrevista con Metro el gerente de Políticas Públicas y Relaciones con Gobierno de Google, Gabriel Recalde. La idea, según precisó, es brindar oportunidades a jóvenes “que de otra manera no tienen acceso a educación o acceso a empleos y vemos la tecnología como un vehículo de inclusión social”.

Aclaró que aún no está concretado el número exacto de participantes por país pues aún están en conversaciones con las entidades colaboradoras de cada una de las islas. En Puerto Rico se ofrecerán las capacitaciones a través de la entidad Codetrotters, que es la primera academia de codificación en Puerto Rico y el Caribe.

“La idea es tomar el modelo general del programa, que se le brindará acceso a los contenido que estarán disponibles online, pero también facilitando capacitaciones presenciales en lo que en Puerto Rico será Codetrotters adaptándolas a necesidades y características propias del país”, abundó Recalde.

El director del Caribbean Open Institute, Maurice McNaughton, viajará a Puerto Rico en noviembre para discutir la dinámica del proyecto en la isla que se estima comience en los primeros cuatro meses del 2020.

“Estaríamos trabajando con Codetrotters en Puerto Rico lo que es grandioso porque ellos ya tienen la capacidad de entrenamiento y tecnología”, explicó McNaughton, quien anticipó que cada país tendrá su particularidad de trabajo.

Recalde explicó que Google.org, la rama filantrópica de Google, apoya el programa a través de una inversión de $500,000 para hacer posible el proyecto piloto en seis países del Caribe: República Dominicana, Puerto Rico, Jamaica, Haití, Guyana, Trinidad y Tobago.

McNaughton detalló que los cursos a ofrecerse incluyen Fundamentos de ser digital, Herramientas productivas para trabajadores digitales, Redes sociales y aplicaciones, Fundamentos de datos, así como Pensamiento crítico y Solución de problemas.

Estos abarcan temas sobre aprender del internet, usar el world wide web de forma segura, ciberseguridad, creación de contenido, comunicación digital efectiva, aplicaciones SEO, manejo de datos, y derechos de autor y licencias.

De la actividad de lanzamiento participó la vicepresidenta de República Dominicana, Margarita Cedeño, quien sostuvo que el proyecto sirve para desarrollar lo que llamó la tercera lengua que “ahora es necesaria para los habitantes de esta generación, la lengua de la programación”.

“Esta escuela de datos del Caribe tiene mucho impacto social, marcará un antes y un después en la revolución digital”, propuso la vicepresidenta.

Oportunidades de empleos

La iniciativa surge ante la demanda de trabajo en tecnología que existe en el Caribe y el mundo.

El gerente general de Google en Colombia, Centroamericana y Caribe, Giovanni Stella, planteó que se persigue “empoderar a través de conocimiento y gestión de open data a poblaciones jóvenes del Caribe que por diversos motivos se encuentran desvinculados”.

“Lo que apuntamos con este proyecto es ayudar y capacitar a jóvenes que en este momento no tienen empleo y no están estudiando”, añadió Stella.

De hecho, según la vicepresidente de la República Dominicana se espera que “la necesidad de expertos en manejos de datos crezca en un 20 % del presente a 2026”. Cedeño aseguró que “las bases de datos se han convertido en un bien tan preciado que en muy poco tiempo ya se prevé que va a sustituir al petróleo y al oro como los commodities(productos) más importantes de los países”.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo