Petición del Tesoro federal a Puerto Rico representa golpe al fisco

Recientemente, el Departamento del Tesoro federal pidió al Gobierno de Puerto Rico un plan para eliminar dicho arbitrio, que data de 2010

Por Miladys Soto

La fuga de empresas, posibles aumentos en el IVU y hasta la imposibilidad de pagar la deuda son algunas de las consecuencias que economistas del país vislumbran si el Gobierno no busca alternativas para atajar la eliminación del arbitrio sobre ventas a las empresas foráneas.

Recientemente, el Departamento del Tesoro federal pidió al Gobierno de Puerto Rico un plan para eliminar dicho arbitrio, que data de 2010. “Lo que le están diciendo al Gobierno de Puerto Rico es: ‘Elimina ese cuatro por ciento de arbitrio y ponlo como una contribución sobre ingreso de la corporación’”, explicó Heriberto Martínez, presidente de la Asociación de Economistas de Puerto Rico.

El experto precisó que el 4 % se cobra de las transacciones de compraventa que se hacen a sí mismas las empresas multinacionales, con subsidiarias en la isla y en otros países.

“El problema es que, del 4 %, (las empresas) deducían el 100% cuando llenaban la planilla de contribución sobre ingresos federal. Es decir, esos 1,950 millones ellos lo restaban de lo que pagaban al Gobierno federal. Ahora solamente podrán deducir el 80 % (de las ventas que se hacen a sí mismas). ¿Qué significa eso? Que ahora las corporaciones foráneas en Puerto Rico tienen que tomar la decisión si es profitable quedarse en Puerto Rico o irse fuera de Puerto Rico, y a eso no estamos enfrentando”, agregó.

El presidente de la Asociación manifestó que, entre las alternativas que ahora debería buscar el Gobierno, está la negociación a nivel federal de nuevos acuerdos contributivos con las empresas foráneas. “Número uno, tenemos que concentrarnos a favor del cabildeo en políticas públicas de desarrollo económico, no hablar de cambios de estatus. Número dos, tiene que ser un acto fuerte de transparencia para minimizar el gasto público y maximizar los fondos Medicaid y fondos federales que están llegando a Puerto Rico. Número tres, hay que definir los servicios esenciales”, puntualizó.    

Nuevas trabas para el Gobierno

Por su parte, el economista José Alameda indicó que si se eliminara ese arbitrio, Puerto Rico tendría que establecer impuestos a las foráneas sobre los ingresos, subir el IVU y aumentar el impuesto en la propiedad inmueble. Asimismo, indicó que el pago de servicio de deuda en un futuro también podría verse afectado.

“Esto es un arbitrio, no es un impuesto sobre el ingreso. Es un arbitrio sobre las ventas de ellos, de las exportaciones. Aunque le llamamos exportaciones, realmente son ventas interempresas, ese es el concepto más reciente que hay; son subsidiarias de aquí. De hecho, el arbitrio lo paga la matriz”, recordó.

La economista Martha Quiñones alertó que “en el caso de Puerto Rico (la eliminación), nos hace un hoyo porque parte de los recaudos vienen de ese dinero”. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo