No ha lugar a petición de rebajar fianza contra Jensen Medina

Se informó que mañana comienza la vista preliminar.

Por Cyber News

El juez Glenn Velázquez Morales declaró No Ha Lugar el martes, una solicitud de rebaja de fianza solicitada por la defensa de Jensen Medina Cardona, imputado de asesinar a la joven Arellys Mercado Ríos en Fajardo.

Los abogados de la defensa, Jorge Gordon y Orlando Cameron, alegaron que el acusado no tiene historial de incomparecencias judiciales ni incumplimiento de órdenes judiciales y que no representa un peligro de fuga, por lo que solicitaron que se le redujera un millón de dólares a la fianza y así quedar en 150 mil dólares, la fianza de Medina Cardona.

El pasado 21 de agosto, la jueza Irmarie Colón Masso fijó una fianza de 300,000 dólares. De ese total, 100,000 dólares fueron diferidos, mientras que el acusado prestó los otros 200,000 dólares a través de una compañía privada de fianzas. Como condición, el imputado quedaría limitado a permanecer en la residencia de su padre.

Posteriormente, la fiscalía se fue alzada y solicitó un aumento de fianza por lo que la jueza Vanessa Sánchez Velázquez impuso la cantidad de 1,150,000 dólares.

Se desprende de la investigación a cargo de los fiscales Dianette Aymat, Eduardo Beale y Yamil Juarbe que investigaron el caso junto al agente Luis Alejandro Velázquez del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Fajardo del Negociado de la Policía de Puerto Rico, que el imputado supuestamente disparó a la perjudicada en el área del cuello causándole la muerte.

Los cargos sometidos fueron  un cargo por violación al Artículo 93 por Asesinato en Primer Grado, un cargo por violación al Artículo 5.04 de la Ley de Armas por Portación y uso de un Arma de Fuego sin Licencia y un cargo por violación al artículo 5.15 de la Ley de Armas por Disparar o Apuntar un Arma.

Según el informe policiaco del crimen, este asesinato fue reportado a las 9:52 de la noche del domingo en Villa Marina Boulevard, en el área de los muelles en Fajardo. La occisa, quien presentaba un balazo en el cuello, tenía 34 años y era residente en Caguas.

La pesquisa arrojó que el crimen de la mujer, quien laboraba en una empresa de administración de funerarias, supuestamente se produjo luego que la víctima le entregara al sospechoso un celular que se le había extraviado en el lugar. Por el momento, no se conocen detalles de una mujer que lo acompañaba al momento de los hechos.

Te recomendamos este video:

Loading...
Revisa el siguiente artículo