Evalúan estado emocional en las escuelas públicas

Colaboración entre agencias públicas y el Instituto Tercera Misión encamina proyecto de cernimientos y servicios de salud mental en cuatro planteles escolares

Por Lyanne Meléndez

Pese a que el personal escolar en los planteles públicos enfrenta muchos estresores, sobrecarga emocional y niveles altos de agotamiento, los empleados muestran un amplio compromiso.

Así lo estableció el primer cernimiento a empleados escolares como parte del programa AWARE en cuatro escuelas públicas que ejecuta el Instituto Tercera Misión como parte de una colaboración con el Departamento de Educación y la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA).

“Mientras más estresores tiene el personal escolar, ellos reflejan mucho compromiso con su trabajo. Se vieron niveles altos de trabajo en equipo, de coordinación, que están satisfechos con el liderazgo, buen clima de apoyo entre compañeros, trato respetuoso”, dijo la directora del programa, Betzaida Santiago, sobre los cernimientos al personal escolar, que incluye maestros, bibliotecarios, consejeros y empleados de comedores.

Destacó que, como parte del cernimiento, se halló un alto compromiso personal, optimismo, resiliencia, esperanza, y “mientras más retos tienen, más altos salieron en optimismo y esperanza”.

“Hay una sobrecarga emocional, hay niveles altos de agotamiento, pero el 77 % indicó estar satisfecho o muy satisfecho con su trabajo”, manifestó Santiago.

Mientras, la directora ejecutiva del Instituto Tercera Misión, Marizaida Sánchez, planteó que los indicadores serios de ansiedad y depresión fueron menos del 5 %. Esto, “a pesar de que están en unas escuelas con condiciones sociales bien severas”.

Ambas explicaron que ya comenzaron con intervenciones para atender las situaciones que encontraron, todas basadas en evidencia.

Los cernimientos para identificar necesidades se completaron en las cuatro escuelas para los empleados, estudiantes y padres. Sin embargo, aún quedan por concluir los análisis de los cernimientos a los padres y estudiantes. Las escuelas participantes son la Carmen Delia Colón y Dr. José Gándara, en Aibonito, y la Basilio Millán y la Adolfina Irizarry, en Toa Baja.

No obstante, anticipan que podrían tener resultados similares a dos escuelas en Cayey y Coamo que trabajaron hace unos años. El perfil, entonces, establecía que el 96 % reflejaba un síntoma relacionado con ansiedad y el 68 % reflejó un síntoma de depresión, y un 22 %, relacionado con trauma, lo cual es muy por encima de lo esperado en la población, que es 11 %.

Este programa es posible luego de que le asignaron $9 millones en fondos federales bajo el programa AWARE para proveer servicios de salud mental integrados en las escuelas. La asignación de fondos abarca un periodo de cinco años, desde 2019 a 2023.

El Departamento de Educación y la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción efectuaron la colaboración en la que  seleccionaron cuatro escuelas que tuvieran estudiantes de intermedia y superior, pensando en su necesidad y disposición a participar.

Loading...
Revisa el siguiente artículo