Le regalan un auto, sale a celebrar su cumpleaños con tres hijos y una sobrina y todos murieron calcinados tras un choque

Terrible tragedia.

Por Camilo Henríquez

Argentina – “Ese mismo día, mientras estábamos despidiendo a la familia en el cementerio Santa Mónica, el hombre estaba saliendo de la cárcel”.

Con indignación Yésica Torres relata el momento que vivieron hace unos días, ya que mientras se realizaba el funeral de su hermano y cuatro de sus sobrinos, el sujeto que había sido responsable del accidente en que fallecieron salía de la cárcel tras pagar una fianza de más de $130 millones.

Yésica le había regalado un auto a su hermano Andrés hace dos meses y este lo usaba para trabajar como Uber por las noches, ya que no le alcanzaba con su trabajo como gásfiter, señala Telefé Noticias.

El 25 de agosto, Andrés cumplía 39 años, y decidió celebrarlo haciendo un viaje con sus hijos Daira, Demian y Mía, de 19, 17 y 6 años, además de su sobrina Lara de 14.

El hombre era tan precavido, que incluso no quiso llevar a otra sobrina al paseo, ya que no sería seguro, apunta Infobae.

Los 5 pasaron el día en Tandil y cuando regresaban a Merlo se desató la tragedia.

“Todos con cinturones de seguridad. No pasamos los 70 kilómetros, vamos retranqui. Paramos cada media hora. En un ratito llegamos”, fue el último mensaje de audio que mandó antes del accidente.

Andrés manejaba detrás de un camión que transportaba cemento cuando una Jeep Grand Cherokee los embistió por atrás, con lo que el auto se “incrustó” contra el camión antes de irse hacia la berma.

“Murieron todos en el acto… explota el auto y se queman todos, mis cuatro sobrinos y mi hermano”, afirmó Yésica.

El conductor de la Grand Cherokee, Horacio Luis Castilla, que sólo tuvo algunas lesiones leves, fue acusado de “quíntuple homicidio culposo y lesiones”, y mientras espera el juicio en libertad, se determinó que no puede manejar en tanto dure el proceso y además se decretó el arraigo nacional.

Loading...
Revisa el siguiente artículo