Conductor de Uber resulta víctima de carjacking en Toa Baja

Los hechos ocurrieron en la madrugada de hoy, viernes

Por Cybernews

Un conductor de Uber relató los momentos de terror que vivió al ser víctima de un robo de auto (“carjacking”) ocurrido cerca de las 3:45 de la madrugada del viernes en la carretera PR-867 del barrio Ingenio en Toa Baja y aprovechó para solicitar a esta empresa que busquen opciones para atender esta problemática.

De acuerdo con el parte policiaco, Daniel Montecasino alegó que llegó frente a la parada del “trolley” del mencionado barrio a recoger a un pasajero y que tres individuos armados, uno de ellos de nombre José, abordaron su vehículo.

“Supuestamente era una persona y cuando llego, uno me rodea por al frente con una AK y los otros dos se me montan en el carro. Cuando oigo que los de atrás cargan las armas, yo le digo: ‘díganme lo que tengo que hacer’; porque ya sabía que era un asalto”, relató Montecasino en entrevista radial (WKAQ).

Asimismo, las autoridades indicaron que mediante amenaza e intimidación, los ladrones dirigieron al perjudicado hacia la carretera PR-165, frente al negocio El Caracol en Dorado, donde le robaron sus prendas, una cartera con 50 dólares en efectivo, documentos personales, un celular y su Nissan Rogue de 2013 color azul, tablilla IEG-657.

“Me pusieron un arma en el cuello y me dijeron vas a hacer lo que yo diga. Le dije: ‘tranquilos. Yo hago lo que ustedes digan’. Me dijeron: ‘vamos pal Caracol’. Me hicieron decirle cómo sonaba (la aplicación) de Uber cuando tenía una solicitud de servicio. Tuve que decirle porque tenía una AK en el cuello. Cuando llegué al Caracol me arrodillaron y me pusieron las armas en la cabeza. Yo dije: ‘pues, me morí. Gracias a Dios ellos desistieron y se llevaron el vehículo. Iban con la intención de asaltar a todo el que llame”, indicó Montecasino.

“Yo le pedí perdón a Dios y que cuide a mis familiares y ya. Yo sentí la muerte porque como están las cosas ahora, que matan por nada”, relató al indicar que le pusieron una pistola en la sien y otra en la cabeza.

Indicó que luego se fue caminando hasta el Cuartel de la Policía más cercano, el de Toa Baja, para reportar el incidente a Uber pero no hay manera de hacerlo. Tampoco pudo reportar el suceso por la aplicación, pues los ladrones le robaron su celular también. Otro problema, según dijo, son los pagos en efectivo y alegó desconocía que el servicio sería en efectivo hasta que llegó al punto de recogida.

El secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Elmer Román dijo que en lo que va de 2019 se han reportado 382 “carjackings”, 34 más que los reportados en 2018. Indicó que se han esclarecido 77 casos, 34 a nivel federal y el resto a nivel estatal. Dos personas han muerto en incidentes de este tipo, según dijo.

“Ahora mismo yo entiendo que sí tenemos una epidemia… Esto nosotros lo tenemos que combatir, especialmente esta modalidad de querer hacer carjackings a Ubers y a ciudadanos. Esto no tiene perdón y vamos a atacarlo ya… Me molesta. Estos delincuentes no se van a salir con la suya”, dijo Román en entrevista en la misma emisora.

Dijo que se está trabajando para crear un grupo de trabajo junto a las autoridades federales para atender esta problemática. Recomendó a los ciudadanos que en estos casos no confronte a los asaltantes y que cooperen con lo que le pidan.

Recientemente se han reportado varios casos de “carjacking” a conductores de Uber, así como el asesinato de un conductor del servicio Uber Eats en medio de un alegado “carjacking” ocurrido a principios de agosto en el estacionamiento del restaurante de comida rápida Burger King en la avenida Roberto H. Todd de Santurce.

Loading...
Revisa el siguiente artículo