JCF prevé mejor relación con la gobernadora

Aunque no se informó que lograran acuerdos, los canales de comunicación parecen mejor aspectados

Por Sadot Santana

Al presidente de la Junta de Control Fiscal (JCF), José Carrión, le bastó una reunión ayer con la gobernadora Wanda Vázquez para proclamar que anticipa una mejor relación con la incumbente que con Ricardo Rosselló.

Natalie Jaresko, directora ejecutiva del ente fiscal, también participó de la reunión con Vázquez. Aunque no fue específico, el presidente de la JCF señaló que discutieron la reestructuración de la deuda, el futuro de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y el tema de la transparencia.

Actualmente, la silla de representante del Gobierno ante la JCF está vacante debido a la renuncia de Christian Sobrino, quien también participó del polémico chat de Telegram.

Al salir del encuentro con Vázquez, Carrión indicó que espera ayudar a la gobernadora a “proveer estabilidad a la isla”.

Luego, Carrión no titubeó en afirmar que vislumbra una mejor relación de trabajo con Váquez. Rosselló protagonizó varios choques con la JCF por diferencias con la distribución del presupuesto del Gobierno.

La reunión, además, surge en medio de una controversia judicial entre el Gobierno de Puerto Rico y el ente fiscal debido a la entrada en vigor de la Ley 29, que exonera a los municipios de las aportaciones al sistema de retiro y el sistema de salud.

Sin embargo, el presidente de la JCF no ofreció detalles sobre si llegarían a un acuerdo con el Gobierno para resolver la pugna fuera de los tribunales.

Carrión se limitó a responder que se trató de una “reunión preliminar”.

El pasado 3 de julio, el ente fiscal demandó al Gobierno de Puerto Rico para impugnar dicha ley. Precisamente, ayer, la jueza Laura Taylor Swain celebró una vista para escuchar los alegatos, pero se reservó el fallo.

Jaresko, por su parte, comentó que no prevé la implementación de nuevas medidas de austeridad.

La directora le atribuyó a las multitudinarias protestas —que se extendieron por espacio de poco más de dos semanas exigiendo la renuncia del entonces gobernador Rosselló— pudieron haber provocado una lentitud económica, pero reconoció que tampoco ameritaba cambios en las medidas. “Las metas de ingresos se están cumpliendo, por lo que no debe haber cambios en el presupuesto o en el plan fiscal”, expuso Jaresko.

Asimismo, la directora ejecutiva aseguró que todavía no han recibido los cerca de 200 contratos que firmó Rosselló en su última semana como gobernador de la isla. Hoy es la fecha límite que le dio la Junta al exdirector ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico (Aafaf), Omar Marrero  para entregar los documentos.

En torno al recorte de $123 millones al programa de Educación Especial, Carrión afirmó que se han celebrado reuniones para atenderlo. “Siempre hay voluntad, siempre hay apertura, pero depende del tema del plan fiscal y de una conversación individual con el jefe de agencia”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo