Denuncian impacto a reserva natural en zona costera

Los desarrolladores defienden que el proyecto Bahía Beach Resort tiene un enfoque ambientalista, un diseño ecológico y un plan de manejo de recursos naturales

Por María de Los Milagros Colón

En momentos en que las costas puertorriqueñas se reducen marcadamente por la erosión y la construcción de complejos residenciales y turísticos, ciudadanos denunciaron que la Reserva Natural Espíritu Santo, en Río Grande, enfrenta otra amenaza: la construcción del complejo de viviendas de lujo Ocean Drive Beachfront Residences, proyecto del billonario John Paulson (Paulson & Co.).

Luego de las denuncias acerca de lo peligrosamente cerca de la playa que se encuentra la construcción y que trascendieron junto a videos del terreno perforado, Metro procuró obtener respuestas del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, (DRNA), ya que la reserva es una de las 35 a cargo de esta agencia.

Al cierre de esta edición, solo se informó que enviarían personal para hacer una inspección y que compartirían los hallazgos una vez culminada.

Mientras, el principal oficial ejecutivo del complejo Bahía Beach Resort & Golf Club, donde se encuentran las residencias y otros proyectos de lujo, defendió en declaraciones escritas que se trata de un “Santuario de Naturaleza certificado por Audubon International desde el año 2008”.

“Esta es la única propiedad hotelera en el país que cuenta con un biólogo residente y un Departamento de Recursos Naturales, a tiempo completo, en conservación y cuidado de la flora, fauna y recursos de la propiedad”.

A mediados de junio pasado, el entonces gobernador Ricardo Rosselló acompañó a Paulson en la inauguración de la primera fase de construcción de Ocean Drive, en terrenos de la reserva, así como el inicio de Atlantic Drive Estates Beachfront & Golf Course Homesites, aledaño al área protegida, ambos parte del complejo Bahía Beach Resort.

La inversión entre los dos proyectos fue de $170 millones, según se informó entonces, y el costo de las unidades residenciales entre los $3 y $5 millones.

“Para el proyecto de Atlantic Drive Estates Beachfront & Golf Course Homesites se llevaron a cabo todos los procesos establecidos y se excedieron dichos requisitos. Los terrenos de este desarrollo no forman parte de la Reserva del Espíritu Santo”, aclaró Rosselló en ese momento.

No obstante, Ocean Drive sí forma parte de la reserva y está compuesto por treinta residencias en torres de cinco niveles. “con amplias salas y terrazas, ascensor privado, y las unidades de planta baja y los penthouses tienen piscina privada”, lee el comunicado de junio.

Las costas para quien pague

El vicepresidente de la Sociedad Puertorriqueña de Planificación (SPP), David Carrasquillo Medrano, observó que la dinámica de desarrollo en las costas es una contradicción en la política pública de la actual administración.

“Es hipócrita el que el Gobierno esté ahora mismo diciendo que no se pueden hacer reconstrucciones de casas existentes en zonas inundables y en zonas costeras, cuando las personas afectadas son de bajos ingresos. Sin embargo, para casas de lujo, no solamente las puedes hacer en zonas costeras e inundables, sino que también las puedes hacer adentro de una reserva nacional”, reaccionó a preguntas de Metro.

Carrasquillo Medrano hizo referencia a los fondos federales destinados a la recuperación por el paso de María.

El senador independentista, Juan Dalmau, presentó una medida en octubre de 2018 para establecer una moratoria de  20 años a la construcción, lotificación, obra de desarrollo o proyecto en una franja de 100 metros de ancho a partir de las zonas marítimo terrestres.

La medida surge por la experiencia de María y por estudios que muestran que, en la última década, se ha acelerado el aumento del nivel del mar, que se estima en un centímetro al año.

Piden investigar

El senador independiente José Vargas Vidot presentó el lunes pasado una resolución que ordenaría a la Comisión senatorial de Salud Ambiental y Recursos Naturales investigar el impacto ecológico del proyecto Ocean Drive, subrayando el “silencio e inmovilismo”del DRNA y su secretaria, Tania Vázquez.

Loading...
Revisa el siguiente artículo