Trabas para niños con diversidad

Durante el primer día de clases, los niños de Educación Especial enfrentaron diversos retos que se agravan con un recorte de $123 millones

Por Lyanne Meléndez

Aunque el Departamento de Educación comienza el año escolar con una cifra de falta de maestros significativamente menor a años anteriores, estudiantes con diversidad funcional enfrentan diversos retos para comenzar el semestre de forma plena.

Salones que aún no se han reparado para ubicar a los estudiantes y falta de asistentes para niños con impedimentos, así como recortes millonarios de fondos son algunas de las trabas que alumnos del Programa de Educación Especial enfrentaron el primer día de clases, que incluso llevó a algunos quedarse sin acudir a clases.

Así lo estableció la portavoz del Comité Timón de Padres y Madres de Niños de Educación Especial, Carmen Warren, quien destacó: “Es alarmante, porque nos han llamado muchos padres para identificar casos de niños que no están ubicados. Es un poco preocupante”.

Señaló que, al igual que en años anteriores, esta vez, niños y niñas del Programa se quedaron sin ir a la escuela porque aún no tienen una ubicación establecida por razones que pueden variar.

“Los problemas pueden ser que el Departamento no ha preparado adecuadamente los salones, no los ha equipado, hay barreras arquitectónicas. También, en muchas escuelas, maestros y directores no quieren admitir al estudiante hasta que venga con su asistente nombrado. El Departamento ha sido lento en atender esto”, dijo Warren al reconocer le toca a cada escuela resolver este tipo de situación.

De hecho, al menos una madre de nombre Darlene Michelle, publicó en las redes sociales que su hijo llamado Gael no comenzaría las clases porque “aún no tiene escuela por irregularidades del Departamento de Educación”.

El número de estudiantes afectados es incierto. O, al menos, eso fue lo que dijo el secretario asociado de Educación Especial, Eliezer Ramos Parés, quien aseguró que no tiene conocimiento de caso alguno. “Si existen casos, porque nosotros acá lo que vemos es matrícula, los recursos contratados, pero situaciones de barreras arquitectónicas como tal, no me han traído casos a mí”, alegó Ramos Parés.

No obstante, confirmó que hasta el viernes faltaban por nombrar 800 asistentes de Educación Especial. Dijo que durante el fin de semana y ayer se seguían gestionando nombramientos. Existen 2,500 asistentes permanentes y hasta ayer se habían contratado más de 2,700 adicionales.

Ramos Parés también confirmó que aún hay muchos salones cuya planta física continúa afectada por el azote del huracán María.

“Hay salones afectados. Ahora mismo hay salones, todavía, que sus techos están averiados y que no se pueden usar por seguridad, pero esos estudiantes se han movilizado a otros salones o a otras escuelas, así que no debe haber grupos que no hayan iniciado”, declaró el secretario asociado.

Warren denunció, además, que “los directores no han priorizado en asignar los salones de clase para los maestros de Educación Especial y han priorizado en asignar los salones regulares”. Un ejemplo es la escuela superior Gilberto Concepción de Gracia en Carolina, donde, según narró, las maestras de Educación Especial fueron ubicadas en oficinas, “habiendo salones grandes que eran de Educación Especial, y fueron asignados a salones regulares. Yo misma los visité. Son pequeños cubículos como oficinas”. El secretario asociado afirmó que tomaría acción ante la denuncia, ya que existe una política pública que contempla necesidades de estudiantes de Educación Especial.

Ramos Parés también abordó la falta de $123 millones para el programa producto de los recortes, mientras que la exigencia de un ente externo para manejar los fondos federales en Educación podría provocar problemas en el Programa en los próximos dos a tres meses.

Baja cifra de maestros que faltan

Las clases iniciaron ayer para casi 296,000 estudiantes, con la cifra más baja de maestros y maestras que faltan por nombrar en años recientes, según reiteraron ayer la gobernadora Wanda Vázquez Garced y el secretario de Educación, Eligio Hernández Pérez.

En una visita a la escuela Ramón Marín Solá de Guaynabo, la primera ejecutiva informó que, de los 300 docentes que faltaban el domingo, el número se redujo ayer a 239.

La carencia mayor se reportó en el municipio de Culebra, donde se necesitan cinco maestros (dos de Educación Especial, uno de Química, uno de Inglés y uno de Español), para lo cual anunciaron un incentivo.

El incentivo será de $700 mensuales para maestros y maestras que decidan ubicarse en Vieques o Culebra. Para quienes quieran viajar diariamente, el incentivo será de $300 mensuales.

“Se ha hecho una coordinación con la Asociación de Maestros, gremios y el secretario de Educación para aquellos maestros retirados o que deseen hacerlo, va a haber un incentivo adicional”, anunció Vázquez Garced en conferencia de prensa en la escuela donde cursó estudios elementales y que hoy en día cuenta con una matrícula de más de 400 alumnos, la mitad de ellos de Educación Especial.

El titular del DE indicó que, aunque les preocupa más la situación de Culebra, el incentivo aplicará a maestros y maestras de ambas islas municipio. El titular no dijo cuántos maestros faltan en Vieques.

Loading...
Revisa el siguiente artículo