Urge mesura ante reclamos de enmiendas constitucionales

Diversos sectores han sugerido cambios a la ley suprema del país en torno a la figura del gobernador

Por Sadot Santana Miranda

Sin dudas, el debate constitucional en Puerto Rico tras la caótica sucesión del gobernador Ricardo Rosselló y la subsecuente decisión del Tribunal Supremo, luce lejos de disiparse, ya que se han sumado voces a la discusión sobre el estado de la ley suprema del país.

La semana pasada, la juramentación de Pedro Pierluisi al cargo de gobernador fue invalidada por el máximo foro judicial mediante un voto unánime de los nueve jueces que componen el tribunal. En medio de la crisis política y constitucional, diversos profesores constitucionalistas y líderes políticos han planteado que la Constitución se debe revisar. Sin embargo, Héctor Luis Acevedo, exsecretario de Estado, fue más cauteloso en torno a una discusión que propone enmiendas al documento de 67 años y advirtió que los cambios deben hacerse “con calma”.

“Todos los cambios que se proponen, algunos de ellos tienen más peso que otro, deben ser estudiados con mesura, con los mismos procesos de estudio que la Constitución, que por eso nos ha durado 67 años y nos ha socorrido en los momentos de crisis”, sostuvo el también exalcalde de San Juan en una conferencia de prensa ayer.

Indicó que las enmiendas a la Constitución deben realizarse con “cuidado” y “mucho rigor”.

“Las constituciones que se enmiendan mucho tienden a perecer. Las constituciones que se enmiendan poco tienden a permanecer”, afirmó Acevedo.
Inclusive, en días recientes la propia gobernadora Wanda Vázquez reconoció que está abierta a discutir cambios a la Constitución. “Sí, estoy de acuerdo. Creo que es importante. Ese fue un mensaje claro que enviaron los manifestantes”, señaló Vázquez en entrevista el jueves pasado con Metro.

Por su parte, el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), la semana pasada propuso tres enmiendas constitucionales que plantean proveer una elección especial abierta de un nuevo gobernador cuando ocurra una vacante, autorizar un referéndum revocatorio de un gobernador y disponer una segunda vuelta entre los dos candidatos a gobernación con mayor cantidad de votos.

“Esas son tres cosas que tienen que ver con la inmediatez, pero hay unas cosas que hay que considerar a más largo plazo. Desde la bicameralidad —que ya el pueblo aprobó— hasta el problema de la corrupción política de la legislación electoral que fomenta el inversionismo en las campañas políticas”, comentó por su parte Carlos Gorrín Peralta, profesor y constitucionalista de la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana. De hecho, el académico anticipó que ha conversado con otros profesores para intentar cuajar una propuesta concreta.

“Igualmente, otros grupos profesionales podrían, desde su propia óptica, lanzar una propuesta similar en esa dirección. Creo que el momento es propicio para que el país que está aclamando a gritos un cambio en la forma de gobernanza, pues agarre el toro por los cuernos”, añadió el jurista.

Acevedo mostró preocupación en torno a la propuesta de un referéndum revocatorio, ya que podría tornarse en una solicitud caprichosa por parte de la ciudadanía. “No le echemos el problema a donde no está. El problema es uno político de cumplir lo que se promete cumplir y de ser responsable en el ejercicio del poder”, insistió el expresidente del Partido Popular Democrático.

¿Crisis constitucional?

Asimismo, Acevedo criticó que se quiera catalogar lo ocurrido en los pasados días como una “crisis constitucional” . “Aquí no hubo una crisis constitucional, hubo una crisis política. No le puedes achacar el problema a quien no es”.

Sin embargo, Gorrín Peralta discrepó de Acevedo y sentenció que sí debe catalogarse como tal. “Se trató de gobernar al margen de la Constitución y eso es un problema constitucional en cualquier liga”, declaró.

Loading...
Revisa el siguiente artículo