No es prioritaria la estadidad para la gobernadora

Metro habló con Wanda Vázquez, quien llegó a La Fortaleza no por los votos, sino por una decisión del Tribunal Supremo sobre el orden de sucesión, tras la renuncia de Ricardo Rosselló ante manifestaciones masivas del pueblo

Por Aiola Virella

La mañana de ayer no fue igual que otros amaneceres para Wanda Vázquez. La abogada despertaba siendo la gobernadora de Puerto Rico. No una gobernadora electa, sino una que ostentaba el poder porque el orden de sucesión según la Constitución así lo dictaba, y así lo refrendó en una decisión unánime el Tribunal Supremo del Estado Libre Asociado .

Desde muy temprano, la segunda mujer en ocupar el más alto cargo en La Fortaleza dejó claro que no negoció su salida para dejar la posición a la comisionada residente en Washington, Jennifer González. Sostuvo que la constitución de Puerto Rico dicta que ella dirija la Rama Ejecutiva y que espera que la Rama Legislativa respete ese dictamen. Vázquez espera completar el término del cargo al que juramentó hasta el 2 de enero de 2019. Aseguró que en su momento hará nombramientos para la secretaría de Estado —vacante para la cual se ofreció González en una comunicación telefónica— y para la secretaría de la Gobernación. Así mismo, opinó que su breve predecesor Pedro Pierluisi actuó conforme al estado de derecho que se presumía correcto al momento de juramentar. Dijo que Pierluisi la llamó para informarle su decisión de juramentar. No quedó claro si ella planteó objeción a ese curso de acción que terminó siendo desestimado por el máximo foro judicial de Puerto Rico.

 

  • Ricardo Rosselló, ¿le consultó sobre el proceso de su renuncia y el orden sucesorial?
    —No
  • ¿Reevaluará al Gabinete?
    —El gabinete por el momento se va a mantener. Creo que ellos han hecho un extraordinario trabajo de mantener la estabilidad del gobierno, que se den los servicios, pero eso no quita que sean evaluados y reevaluados en el transcurso y que ellos entiendan qué servicio al pueblo de Puerto Rico va a tener prioridad.
  • Hay muchas vacantes o vacantes importantes por surgir como Ética Gubernamental, Tribunal Supremo y otras… ¿Piensa llenarlas?
    —Asumimos en el día de ayer con la expectativa de hacer el trabajo que nos ha impuesto la Constitución. En la medida que esas plazas se hagan disponibles, evaluaremos candidatos. Trataremos, en la medida que podamos, hacerlo de manera de consenso con la Rama Legislativa.
  • ¿Va a seguir el plan para Puerto Rico? Ese plan incluía las privatizaciones y otros compromisos con la comunidad religiosa que también encienden las protestas en las calles.
    —Vamos a revaluar algunas de esas iniciativas que estaban en el plan para Puerto Rico. No tengo aspiraciones políticas, nunca las he tenido, yo creo que eso me da una libertad para escuchar al pueblo y deber lo que el pueblo quiera y aquellas medidas que entendamos que son de beneficios para el pueblo, las vamos a hacer porque no tengo la preocupación de que me cueste votos o que de alguna manera tenga alguna aspiración. Quiero escuchar los grupos, cuáles son sus preocupaciones, cómo podemos buscar el consenso en lo que estemos de acuerdo, no va a haber ningún inconveniente. En aquello que no estemos de acuerdo, vamos a buscar el consenso porque tampoco son estilos del pasado donde se imponían posiciones. Esos estilos el pueblo los rechazó, así que tenemos que ir al consenso.
  • En las protestas se pedía participación y, después de la decisión del Supremo, constitucionalistas plantean que es el momento de sentarnos a discutir cambios a la Constitución. Usted como jurista, ¿estaría abierta a eso?
    —Sí, estoy de acuerdo. Yo creo que es importante. Ese fue un mensaje claro que enviaron los manifestantes. Ellos quieren tener algún tipo de opinión, de participación, así que yo creo que deben haber sus representantes que puedan tener el acceso a los grupos de trabajo, a hablar con la gobernadora para que puedan plantear sus preocupaciones y que puedan ser considerados.
  • Esa apertura al diálogo, ¿apuesta a que sea una forma de ganar la confianza del pueblo? Usted no tiene del voto el pueblo…
    —No fui elegida por el pueblo. Quiero que ellos me conozcan. Muchos de ellos no me conocen, sino información que ha salido que muchas veces no es correcta. La posición del secretario de Justicia no es una posición fácil. Es una posición que crea mucha diferencias de opiniones. Caen antipáticas muchas decisiones que uno tiene que tomar, pero esa es la posición. Así que lo que les pido es una oportunidad, que escuchen, que me permitan escucharlos y que podamos llegar a alguna conclusión.
  • ¿Cómo va a ser esa apertura de diálogo? ¿Llamaría a algunos líderes de grupos de la sociedad civil? ¿Cuándo?
    —Tenemos una agenda bastante compleja al principio porque queremos ponernos a tanto de las situaciones más apremiantes que tiene el gobierno en términos gubernamentales, pero sí estamos ya creando ya los grupos de trabajo para escuchar a todos estos líderes que tengan que aportar, que vengan, que nos den sus recomendaciones y que nosotros podamos escuchar qué es lo que siente el pueblo. Tenemos que mantener el oído en el pueblo que es el que está sintiendo la desigualdad, el discrimen, que se sienten vulnerables o no atendidos.
  • En el plan está también la búsqueda de la estadidad…. ¿Eso es algo que piensa retomar en este año y medio?
    —Ese tema no es prioritario. No quiero que polarice ninguna posición mía porque yo no quiero que la política forme parte de mi gobernanza. Quiero que forme parte de mi gobernanza lo que sea favorable para todos los ciudadanos en Puerto Rico y que de alguna manera puedan mejorar su calidad de vida.
  • Usted dice que no es política, pero ¿milita en el Partido Nuevo Progresista?
    —A través de los 32 años que estuve en el gobierno, trabajé con seis gobernadores de diferentes partidos, trabajé con nueve secretarios de Justicia de diferentes partidos. Yo desde fiscal especial hasta fiscal de distrito, son seis posiciones, nunca utilicé un político para ascender. Ascendí por mis méritos, por mi trabajó, así que nunca necesité de la política para hacer mi trayectoria. Sí puedo tener una identificación que verdaderamente no quisiera traerla a la opinión pública porque quiero que me vean como la persona que yo quiero para el pueblo de Puerto Rico, que es un enlace que ayude al pueblo a lograr sus propósitos.
  • Con esa narrativa podría tener algún tipo de resentimiento de las cámaras legislativas que son cuerpos políticos, ¿Cómo planifica gobernar sin el apoyo de los líderes legislativos?
    —Creo que quizás nos estamos adelantando. Quiero que se de la oportunidad de tener esa conversación. Ellos conocen mi forma de pensar en términos de lo que puede ser la política, pero también conocen que soy una persona humana que me gusta sentir la gente, lo que la gente piensa y cómo yo puedo ayudar a la gente. Tenemos que reconciliar esas dos formas de pensar.
  • Puerto Rico quedó en una posición delicada en Estados Unidos, ¿Cómo planifica atender esa situación? ¿Se identifica con el Partido Republicano o con el Partido Demócrata?
    —Bueno… ese trabajo lo vamos a hacer directamente con la Comisionada Residente y la Oficina de PRAFAA (Administración de Asuntos de Puerto Rico en Washington) que ya tiene una directora nueva y aquellas personas que formen parte de mi equipo de trabajo para presentarle tanto al Congreso como al mismo Presidente que es una nueva administración, que somos un nuevo gobierno, que vamos a trabajar en beneficio del pueblo de Puerto Rico. No es ese Puerto Rico que le han vendido al mundo de que hay corrupción, que aquí todo el mundo es corrupto, ese no es el Puerto Rico que nosotros queremos llevarle no solamente a Estados Unidos, sino al mundo entero. Es gente humilde, es gente íntegra que quieren trabajar y quieren lo mejor para Puerto Rico.
  • El exgobernador estuvo intentando que el presidente Donald Trump lo atendiera. ¿Confía usted en tener audiencia en Casa Blanca?
    —Sí, vamos a hacer las gestiones para podernos reunir con el señor presidente. Así que, en los próximos días, estaremos haciendo esa comunicación para que nos pueda recibir.
  • En el chat, se habla de dejarla como gobernadora interina para incomodar a Rivera Schatz. ¿Conocía usted que se trataba de una movida política disfrazada con un viaje oficial?
    —Jamás. Obviamente, ellos viajaron con mucha frecuencia, así que me quedé interina en unas cuantas ocasiones. Para mí formó parte de mis funciones en un viaje adicional que ellos dieron.
  • ¿Qué les responde a quienes sostienen que Justicia se demoró demasiado en pedir los teléfonos del chat?
    —Les puedo decir que estén tranquilos. La investigación se está llevando de la manera correcta. Está bajo la jurisdicción de la fiscal Olga Castellón, que es una persona extremadamente cuidadosa en sus investigaciones.
  • ¿Justicia cuenta con la tecnología o los expertos para recuperar la data de esos chats, que según Rosselló se borraron?
    —El Departamento de Justicia tiene una división de Crímenes Cibernéticos que tiene toda una tecnología y los adiestramientos para aquella evidencia tecnológica que sea necesaria recopilar levantar y guardar la data. Así que, si la evidencia es susceptible de levantarse y guardarse, esos expertos lo van a hacer.
  • Más allá del aspecto legal, ¿qué sintió usted cuando leyó el contenido del chat?
    —Al igual que mucha gente en Puerto Rico, me dio mucha tristeza. Me dolió los comentarios que se hicieron hacia muchos sectores de una manera despectiva. Me sentí mal.
  • Uno de los participantes del chat y que, además, ha sido mencionado en múltiples instancias como parte de investigaciones es Elías Sánchez, también se ha mencionado a su familia y sus accesos al Gobierno… Usted tuvo bajo contrato en la Procuraduría a la licenciada Valerie Rodríguez, esposa de Sánchez… ¿Cuánto acceso tendrían como cabilderos en su gobierno?
    —La licenciada Valerie Rodríguez fue oficial examinadora en la Oficina de la Procuradora. Es una excelente profesional. Como oficial examinadora, en beneficio de las mujeres, tomó unas decisiones extraordinarias que fueron confirmadas por el Tribunal Supremo. O sea, que ella hizo su trabajo en beneficio de las mujeres. Con relación al licenciado Elías Sánchez, lo conocemos, hemos compartido. No tenemos comunicación con ellos hace algún tiempo, así que no veo ninguna relación que puedan tener con el Gobierno.
  • Sobre el contraste entre los casos de Guillermo Somoza y Leo Aldridge
    —Los fiscales que fueron al caso del licenciado Somoza y los que fueron al caso del licenciado Aldridge no fueron necesariamente fiscales asignados al caso. Era un caso en que había un interés público, y los fiscales fueron allí. Cuando dijeron: ‘Mira, que si había cinco fiscales’ en el caso del licenciado Leo Aldridge, pues estaban —al igual que el público— observando. No que se hayan asignado una cantidad de fiscales versus otros.
  • ¿Puede mencionar algunos casos de corrupción pública que bajo su mandato en Justicia se hayan llevado a los tribunales?
    —Nadie va a ver que el Departamento de Justicia radique cargos a alcaldes o legisladores porque las investigaciones que Justicia haga sobre esos funcionarios van al FEI. Durante estos dos años y medio, el Departamento le ha hecho 39 referidos al FEI de funcionarios.
  • Se ha cuestionado públicamente que había una doble vara en Justicia… que por ejemplo en el caso de Somoza inicialmente no se asignaron fiscales, pero en el de Leo Aldridge fueron asignados 4 fiscales…. que en los referidos de WhatsApp solo se refirió a una persona, que se hizo de la vista larga con los vagones de Unidos por Puerto Rico, pero fue hasta Patillas por unos suministros, etc…. ¿Está salpicada de señalamientos su carrera como dice hoy un titular de prensa?
    El titular ha sido un poco injusto porque la falta de conocimiento quizás de cómo se llevan a cabo las investigaciones y que todos esos casos se hicieron investigaciones o están en curso, el desconocimiento no puede dar vida a un cuestionamiento. Si alguien radica una querella en el Departamento, yo no puedo estar dándole actualizaciones de cómo va la investigación y eso no quiere decir que le reste credibilidad o se está manejando inadecuadamente.
  • Pero el contraste del caso de los licenciados Somoza y Aldridge está ahí…
    Los fiscales que fueron al caso del licenciado Somoza y los que fueron al caso del licenciado Aldridge no fueron necesariamente fiscales asignados al caso. Los fiscales fueron a sala, era un caso que había un interés público y los fiscales fueron allí. Cuando dijeron ‘mira que si habían cinco fiscales’ en el caso del licenciado Leo Aldridge, pues mira estaban —al igual que el público— observando. No que se hayan asignado una cantidad de fiscales versus otros. 
  • ¿Puede mencionar algunos casos de corrupción pública que bajo su mandato en Justicia se hayan llevado a los tribunales?
    Nadie va a ver que el Departamento de Justicia radique cargos a alcaldes o legisladores porque las investigaciones que Justicia haga sobre esos funcionarios van al FEI. Durante estos dos años y medio, el Departamento le ha hecho 39 referidos al FEI de funcionarios.
  • ¿Le sorprendieron las acusaciones federales a sus excompañeras de gabinete Julia Keleher y Angie Ávila?
    —Obviamente nosotros no teníamos ningún tipo de referido en el Departamento de Justicia. No teníamos información relacionada, sí habíamos escuchado que iba a bajar algún tipo de determinación, pues tengo que decir que en ese momento sorprendió.
  • En algún momento Rosselló le planteó la posibilidad de un indulto, si se daba la circunstancia de que usted fuese Gobernadora y a el o a su esposa los acusaran de algo en el futuro?
    —Jamás.
  • ¿Va a mantenerle las escoltas?
    —No tengo la respuesta todavía con certeza. Sé que se habían asignado unas escoltas porque había unas amenazas de muerte. Tengo que hablar con el secretario de Seguridad Pública para ver el estatus de esa situación, para entonces determinar si se van a mantener como exgobernador esas escoltas.
  • En temas fiscales… ¿cuál va a ser su posición sobre las pensiones y sobre los municipios que son los dos temas de tranque actuales con la Junta?
    —Las pensiones, sin duda alguna, van a tener toda mi protección. Creo que es injusto. Estas personas trabajaron, pagaron y sirvieron al pueblo de Puerto Rico y merecen sus pensiones. Así que las vamos a proteger con todas nuestras fuerzas ante la Junta y ante cualquier foro. Con relación a los municipios, vamos a tener una reunión próximamente con los presidentes de la Asociación y la Federación, vamos a ver su parecer, cuáles son sus alternativas y cuáles son sus sugerencias con relación a lo planteado para llegar a un consenso. Los municipios deben tener cierta autonomía para poder llevar los servicios al pueblo. No podemos centralizarlo todo.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo