Opinión: Escribamos la constitución desde la calle

Lea la opinión de la abogada Alexandra Lúgaro Aponte

Por Alexandra Lúgaro

En el preámbulo de nuestra Constitución, nosotros, el pueblo de Puerto Rico, establecimos su creación “a fin de organizarnos políticamente sobre una base plenamente democrática, promover el bienestar general y asegurar para nosotros y nuestra posteridad el goce cabal de los derechos humanos”. 67 años más tarde, nuestra ley fundamental no solo se quedó corta para atender el colapso institucional que enfrentamos, sino que su ejecución ha venido a menoscabar los objetivos para los cuales fue creada.

Hoy, a las 5:00 p.m., será efectiva la renuncia de Ricardo Rosselló y el pueblo puertorriqueño, que tanta inestabilidad ha soportado en las pasadas semanas, será puesto ante la irresponsable situación de ver a la actual secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, asumir el cargo a la gobernación al amparo del Art. IV §7 de nuestra Constitución, mientras que el secretario de Estado aún sin confirmar, Pedro Pierluisi, cree poder hacer lo mismo al amparo de la Ley 7 de 2005.

Podemos escribir un tratado sobre la crisis constitucional que vive el país. Sin embargo, en estos momentos, más que analizar lo que nos trajo hasta aquí, nos urge resolver el desmadre que tenemos de frente. Mañana se disputarán la gobernación una secretaria de Justicia que se negó a investigar los mismos esquemas de corrupción que hoy son investigados por las autoridades federales y el abogado que además de luchar por la imposición de la Junta de Control Fiscal, es quien le ha representado durante los últimos años.

A la luz de nuestra situación, actuar conforme a lo que establece nuestro derecho vigente no promoverá la organización política sobre una base democrática o el bienestar general. Mucho menos asegurará para nosotros y nuestra posteridad el goce cabal de los derechos humanos. Hoy, nuestra Constitución ha secuestrado a nuestra democracia, pues lo que ella dicta que se haga contradice el sentir y bienestar de nuestra gente. Ante esa realidad, nos toca a nosotros, el pueblo, reconociéndonos como sus creadores, lanzarnos a escribir una nueva… desde la calle.

Loading...
Revisa el siguiente artículo