Pedro Pierluisi: Todas las otras lealtades quedan atrás

A horas de que las cámaras legislativas pasen un juicio sobre su persona que podría llevarlo a convertirse en el primer gobernador no electo de Puerto Rico, Pedro Pierluisi habló "Punto por Punto" con Metro

Por Aiola Virella

¿En qué momento el Gobernador lo llama y le ofrece ser secretario de Estado?
—Nos reunimos en el día de ayer (martes). Él me citó, básicamente me entrevistó, me hizo preguntas sobre mi visión, lo que yo pudiera hacer como su sucesor. Más tarde durante el día tomó la decisión y yo acepté.

¿Sabe si entrevistó a más personas?
—Desconozco el proceso. Aparentemente sí, por lo que he visto en los medios.

¿Qué fue lo primero que le pasó por la mente al saber que estaba siendo considerado para un nombramiento de Secretario de Estado en esta coyuntura histórica?
—Que es mi responsabilidad ofrecerme. Yo amo a mi patria y estamos pasando por momentos muy difíciles, nunca antes vistos. Es momento de desprendimiento. Todos tenemos que poner de nuestra parte. Yo le ofrezco al pueblo en este momento dado toda mi capacidad, experiencia, ética de trabajo porque sé que puedo hacer lo que tenemos que hacer para que Puerto Rico llegue a puerto seguro.

Ya el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz dijo a un medio de comunicación que colgarían su nombramiento…. ¿Ha hablado  con él?
—Hemos tenido comunicación electrónica hace ya varios días y quedamos en reunirnos en el día de mañana (hoy). Me gustaría reunirme con él. Siempre hemos tenido una buena amistad, relación de trabajo, respeto mutuo…

¿Él le dicho directamente que no aprobaría su nombramiento?
—No.

¿Tendría aspiraciones para el 2020 o ve esto como algo transicional?
—Eso no está en mi consideración en lo más mínimo. Estoy enfocado en administrar el gobierno de Puerto Rico, si cuento con el aval de los legisladores. En restablecer las buenas relaciones de nuestro gobierno con el gobierno federal, establecer una relación productiva con la Junta de Supervisión Fiscal por el bien del pueblo y motivar a todos los servidores públicos. La gran mayoría está echando el resto y hay que motivarlos hoy más que nunca porque lo que ha pasado es algo trágico y tenemos que trascender eso.

¿Está cabildeando votos en la Legislatura?
—En el día de hoy (ayer) comencé a tener llamadas telefónicas con legisladores. Había esperado que se diera la designación oficial. Hasta ahora, con todos los que estoy hablando me hacen las preguntas… que eso es lo que yo quiero, que hagan las preguntas que tengan, que me citen a vistas públicas, que me escuchen, que me den la oportunidad de yo expresarme y luego tomen su decisión. Hasta ahora con todos los que he hablado, he tenido la dicha que me dicen que me van a apoyar.

Se ha planteado conflicto de intereses por varios asuntos y quisiera ir sobre cada uno de ellos:

  • Su trabajo para el bufete O’Neill & Borges que es la misma firma legal de la Junta de Supervisión Fiscal
    —No hay conflicto alguno. Yo renuncié a mi posición en el bufete. En cuanto a lo que yo hice en el pasado, eso queda atrás. El rol que yo tuve como abogado es muy diferente al rol que tendría como Gobernador. El rol de Gobernador es administrar el gobierno de Puerto Rico. A quien único me le voy a deber en esa posición es al pueblo de Puerto Rico. Todas las otras lealtades quedan atrás.
  • ¿Trabajó en el bufete asuntos específicos de la Junta?
    —Fui parte del equipo de asesores legales de la Junta y lo que yo hice para la Junta fue brindar asesoramiento legal.
  • Su relación familiar (cuñado) con el presidente de la Junta de Supervisión Fiscal, José Carrión III
    —Tampoco hay conflicto. La Junta es una entidad pública, el gobierno de Puerto Rico es una entidad pública. Ambas tienen que buscar el interés público y ante todo seguir la letra de la Ley PROMESA. A menos que se cambie esa ley, pues hay que cumplirla. Yo conozco la ley PROMESA de rabo a cabo, conozco a la Junta de arriba abajo, quién mejor que yo para hacer los reclamos que sean necesarios a nombre de nuestro pueblo ante la Junta de Supervisión Fiscal.
  • ¿Pero podría usted hacer reclamos a la Junta habiendo sido su asesor legal, siendo su cuñado presidente del ente y habiendo personal que laboró en su oficina de comisionado residente ahora en la Junta?
    —Definitivamente que sí. Nada de eso, conlleva un conflicto.
  • Su trabajo como cabildero para firmas privadas como: Amgen, ATT, Autopistas Metropolitanas, Aerostar, Sistema de Salud Menonita, Evertec, AES, entre otros.
    —El bufete donde yo he laborado hasta el día de hoy (ayer), cumple con todos los requisitos. Tanto en Cámara como en Senado, le piden a los bufetes que se registren cuando realizan cualquier gestión que pueda interpretarse como de cabildeo. En mi caso, yo era parte de ese bufete, por eso estaba identificado. Ahora, mi gestiones siempre han sido de naturaleza legal. Yo he representado a muchas entidades e individuos como abogado, pero eso ahora queda atrás. Todos los gobernadores tienen el deber de tomar todas las decisiones que sean requeridas en ley irrespectivo de su trasfondo profesional o personal. No puede haber conflicto porque la posición del Gobernador es única y por la regla de necesidad tiene que tomar todas las decisiones que sean necesarias por el bien del pueblo.
  • ¿Usted describe su posición como una de asesoría legal y no como de cabildeo?
    —Exacto, pero los abogados somos abogados… abogamos por nuestros clientes y se puede interpretar cuando así lo hacemos que estamos cabildeando, y yo pues, en la medida que hay unos registros, en el bufete donde yo estaba cumplimos a cabalidad y así debe ser.
  • En las redes sociales que fueron muy poderosas en lo que acaba de suceder, se han planteado distintos asuntos de conflicto, se ha traído a su familia, se ha traído a la figura de su cuñado (Andrés Guillemard) que es cabildero también… ¿Cómo puede garantizar que no haya conflictos?
    — En cuanto a mi familia, yo le he pedido a mis familiares que no tengan contrato alguno con el gobierno mientras yo sea gobernador, si la Asamblea Legislativa me brinda su confirmación.
  • Pero el problema que acabamos de ver es que muchos de los cabilderos no tenían contratos directos, sino que los subcontrataban y a su vez esas compañías tenían unas ventajas en el gobierno. ¿Cómo va a garantizar que eso no vuelva a suceder?
    —Yo siempre he sido una persona de ley y orden. Fui secretario de Justicia, fui comisionado residente y miembro de la Comisión de lo Jurídico del Congreso por ocho años. Todo el que me conoce sabe que lo mío es cumplimiento legal estricto. Aquí no hay distinción, sea quien sea tiene que cumplir con la ley y yo no voy a permitir de forma alguna que haya cualquier influencia indebida en el gobierno, que haya cualquier ventajería en el gobierno. Hoy más que nunca, después de este episodio tan trágico que hemos pasado, aquí lo que se necesita es total transparencia en el gobierno, que el pueblo vuelva a tener confianza en el gobierno. Conmigo pueden estar seguros que ese es el caso porque mi hoja de servicio es intachable y así seguirá.

Hablando del chat…. ¿Leyó las 889 páginas?
—Yo leí todo lo que los medios reseñaron sobre el chat.

¿Cuál es su impresión de lo que allí sucedió?
— Muy desafortunado, es bien lamentable. Creo que tenemos que mirar hacia el futuro, dejar eso atrás. Eso afectó mucho la imagen de puerto Rico, la imagen de nuestro gobierno. Eso va a ser parte de mi trabajo, restablecer esa buena imagen del gobierno y de todo el pueblo de Puerto Rico.

Cuando dice que es lamentable, pero que hay que pasar la página, ¿Incluye no hacer investigaciones sobre posibles violaciones de ley en el chat?
—Seguro que no. Actualmente existe un proceso de investigación en el Departamento de Justicia y es importante que continúe su curso.

¿En algún momento el Gobernador le planteó la posibilidad de indultarlo, si surgen acusaciones?
—Eso no es, ni debe ser objeto de consideración en este proceso en mi nombramiento y posible confirmación.

¿Habló con el Gobernador de su impresión sobre lo que leyó del chat?
—No hablamos de ese tema, salvo la pena de lo que ha ocurrido porque es bien lamentable. Es la primera vez en la historia de Puerto Rico que renuncia un gobernador, es la primera vez que se habla de residenciamiento. Y eso… que quede atrás, vamos a trascenderlo […] Yo estuve muy pendiente a las manifestaciones y los reclamos de nuestro pueblo, y mi compromiso va a ser apertura total. Puertas abiertas en Fortaleza para todos los sectores. De igual manera, comunicación directa con todos los legisladores, con los alcaldes, porque al fin de cuentas representan al pueblo y tenemos que ser más participativos, más activos al responderle al pueblo.

¿Cuál es su lectura de los arrestos de corrupción en Salud y Educación bajo esta administración? ¿No cree que el modelo de poner a figuras privadas a cargo de fondos en estas dos agencias fue terreno fértil para la corrupción?
—El asunto de (Alberto) Velázquez Piñol, por lo que se ha reseñado en los medios, es que teniendo un contrato fungía como si fuera un oficial de gobierno y tomaba decisiones que correspondían a oficiales gubernamentales. Eso es lo que se está investigando, ya ha sido acusado, y veremos dónde termina. Ahora tendrá que defenderse ante las autoridades federales. Si eso ocurrió, no se debe repetir. Los contratistas son consultores, jamás pueden sustituir a los funcionarios de gobierno. Los que toman las decisiones tienen que ser los funcionarios de gobierno. En cuanto a la secretaria (Julia Keleher), ahí la situación creo que es un tanto diferente por lo que he visto en los medios. Ella fue contratista, no era contratista al momento en que estaba desempeñándose. Aparentemente sí tenía un contrato de compensación, se le compensaba de una forma diferente. Yo pensaría de cara al futuro, es que debemos asegurarnos de que todos los funcionarios de gobierno reciban un salario que sea establecido en ley y que no hayan grandes diferencias entre los funcionarios, particularmente cuando están al mismo nivel. No me parece correcto que uno esté pagándole grandes cantidades a funcionarios —vía contrato— por puestos que ya tienen un salario establecido en ley. Si hay dificultades reclutándolos, hay que propiciar que los que llegan al servicio, no vengan con reclamos económicos de gran envergadura. Que vengan a servir, no a servirse.

¿Qué le parecen los señalamientos públicos que se han hecho sobre la Secretaria de Justicia, Wanda Vázquez a raíz del chat y de los documentos del FEI sobre la denuncia que había en su contra que al final no prosperó?
—Como exsecretario de Justicia que soy, yo me solidarizo con Wanda Vázquez. Ese puesto tiene unas dificultades tremendas. Yo lo ejercí por cuatro años y genera antipatía. No estoy en posición de juzgarla o prejuzgarla, yo respeto la posición que tiene porque yo la ostenté y reconozco su esfuerzo.

De llegar a ser confirmado, ¿Pasará revista del Gabinete o de lo que queda del Gabinete?
—Lo que voy a hacer es evaluarlo todo, pero no voy a detener nada. Aquí tenemos que continuar moviéndonos hacia el frente. Ejecutar. Ya tenemos el plan de gobierno, tenemos el plan de recuperación y reconstrucción que se sometió a las autoridades federales, tenemos el plan fiscal. Lo que hay que hacer es ejecutar. Ese es mi Norte. Voy a evaluarlo todo. Si hay algo que entiendo que no está bien, pues lo voy a cambiar, pero ante todo lo que quiero es que no nos atasquemos.

¿El plan de gobierno es el Plan para Puerto Rico?
—Exacto, que fue avalado en las urnas en las pasadas elecciones. Ese es el plan de la presente administración y ese es el que hay que hacer cumplir.

En la campaña primaria, usted dijo en los debates que Rosselló no tenía la experiencia necesaria para Gobernar… ¿El tiempo le dio la razón?
—Yo jamás pensé que iba a ocurrir lo que ha ocurrido. Ha sido bien doloroso. Ante esta situación tan penosa, yo he decidido dar el frente, no darle la espalda a mi pueblo. Lo que espero es poder culminar mucho de los buenos proyectos que se han estado llevando a cabo, muchas de las iniciativas que están en curso y que Puerto Rico siga adelante.

Pero usted hablaba de falta de madurez, obviamente en ese chat hay mucha falta de madurez…
—Es, es… Fue bien lamentable lo que ocurrió y… y ya se le ha juzgado, al extremo que renunció. Y a mi me apena mucho, pero tenemos que trabajar. Tenemos que echar a Puerto Rico adelante. No podemos quedarnos en esa página.

Hablando de lo que dijo en esa jornada electoral del 2016, luego de los intensos debates primaristas… usted sorprendió a muchos cuando llegó junto a Rosselló a uno de los debates y dijo que definitivamente Rosselló era el mejor candidato… Dijo que tenía la visión correcta, estaba listo y sacaría a Puerto Rico del atolladero… eso fue como un balde de agua fría para muchos de quienes votaron por usted en la primaria, ¿Qué fue lo que pasó ahí?
—Bueno, yo estaba comparando entre los candidatos de ese momento. Ya el cuadro era diferente. En ese momento, yo pensaba que entre los candidatos que había, él era el mejor.

¿Hubo quien interpretó que condicionó su respaldo a que nombraran a su hijo al Gabinete de Rosselló?
— Eso no es correcto. Realmente mi apoyo vino mucho antes de que supiéramos que iba a ganar en esas elecciones y más aún que escogiera los miembros de su gabinete. Yo me alegré de que mi hijo, joven, se identificó con Ricardo Rosselló y quiso apoyarlo en ese momento dado. Yo me uní a esa campaña porque yo he sido PNP de cuna, fui presidente de ese partido por tres años, a quién yo iba a apoyar… seguro que lo iba a apoyar a él.

¿Cuán complicado está el panorama para Puerto Rico ahora mismo en Washington DC? ¿Cree que las relaciones que desarrolló como comisionado residente puedan servirle en la coyuntura actual?
—Me consta que ya en las altas esferas del Congreso hay tranquilidad, hay agrado ante la posibilidad que yo tome las riendas del gobierno. Yo estuve ocho años allí, me gané el respeto de mis pares en ambos partidos nacionales y si alguien puede restablecer esa confianza soy yo.

Usted junto a Alejandro García Padilla impulsó la Ley PROMESA en el Congreso y Casa Blanca, ahora viéndolo a la distancia, ¿Cree que fue lo mejor para Puerto Rico?
—Eso en inglés le llaman Monday morning quarterbacking. La realidad es que en aquel entonces hubo un gran impago y básicamente el gobierno se quebró. No lo dije yo, lo dijo el Departamento del Tesoro de la administración del presidente Obama. Hay que recordar que fue el Departamento del Tesoro el primero que empezó a propulsar la creación de una Junta de Supervisión Fiscal, el que se estableciera un mecanismo para que Puerto Rico pudiera reestructurar su deuda y que se le diera una asistencia adicional a Puerto Rico. Eso estaba ocurriendo, se estaba básicamente hundiendo el barco y ante ese cuadro, yo apoyé esa legislación y no me arrepiento porque aquí la gente se olvida que llevamos dos años y medio que no hemos estado pagando la deuda. Si hubiésemos que pagar toda esa deuda, primero no la hubiéramos podido pagar y estuvieran todos acreedores y todos esos buitres encima del gobierno y entonces sí que esto hubiera sido una debacle, entonces sí hubiéramos perdido empleos públicos, entonces sí que las pensiones no estarían siendo pagadas como se están pagando actualmente, entonces sí imperaría el caos. No se olviden de eso porque es muy fácil criticar cuando uno está mirándolo desde la lejanía.

Me gustaría repasar su postura en temas neurálgicos con la Junta:

  • Recorte a las pensiones
    —Yo voy a defender a todos los pensionados de Puerto Rico ante la Junta de Supervisión Fiscal. De igual manera, voy a defender a todos los empleados públicos que su compensación sea adecuada y esa compensación puede incluir sí el bono de navidad. Ese es un compromiso de este servidor. Reconozco que el Tribunal es el que tiene la última palabra en cuanto a un plan de ajuste, pero yo voy a dar la batalla. ¿Quién mejor que yo para dar esa batalla que conozco esa ley de arriba abajo?
  • Reducción de número de empleados públicos
    —Ya ha habido una reducción enorme en el número de los empleados públicos. Si acaso, yo estoy preocupado que se ha ido tanta gente buena que entonces dependemos de demasiados consultores. Nos cuestan demasiado. Si acaso, lo que nos falta es mayores recursos en el gobierno. Eso es un reclamo que yo estaré haciendo ante la Junta.
  • Una cobertura básica de plan médico uniforme para los empleados públicos, la Junta ha estado planteando eso
    —Me parece correcto. Entiendo que la administración propuso una reducción, para que fuera $125 el tope para los empleados del gobierno central. A mi me parece que una cantidad como esa le puede funcionar a alguien que está sano, que no tiene una condición de salud, pero definitivamente que no le funciona al que tiene una condición crónica o catastrófica. Hay que tener un balance en estas cosas. Tenemos que velar porque el pueblo general tenga una cubierta de salud adecuada.
  • Aumentos anuales del agua, la luz y los peajes para pago de la deuda
    —Todas esas cosas están sobre la mesa. Todo eso es negociable. Debemos evitar que el pueblo sea el que pague los platos rotos. Pero, no podemos tampoco tapar el cielo con las manos. Aquí hay unas deudas que tenemos que reestructurar. En lo que se reestructuran, hay que entonces cumplir con el pueblo. En su momento, cuando se reestructuren hay que pagarlas porque no podemos volver a caer en lo mismo, en otra quiebra. Así que tiene que uno buscar un balance, pero definitivamente que el pueblo no debe estar pagando los platos rotos por las malas administraciones del pasado.
  • ¿No hay vuelta atrás con las privatizaciones de la AEE y WIPR?
    — Eso es parte del compromiso de la presente administración, transformar la Autoridad de Energía Eléctrica. Yo creo que nueve de diez puertorriqueños quieren que se transforme. Hay un proceso en curso para escoger un operador privado y por otro lado propiciar que tengamos energía limpia y barata. Seguro que hay que darle curso a eso

De pasar el cedazo de la Legislatura… ¿Cómo hará para lograr conformar un nuevo Gabinete —hay muchísimas vacantes ahora mismo— y llenar vacantes sensitivas que vienen en camino como Ética Gubernamental y Tribunal Supremo? ¿Cree que desde el Senado podría contar con colaboración en esa tarea?  
—Definitivamente, esto es trabajo en equipo. Yo voy a tener comunicación directa y abierta con la rama legislativa en todo momento. Lo que hay que hacer es nombrar gente buena, pero el Senado tiene su rol porque el Senado tiene que brindar su consejo y consentimiento. Aquí nadie tiene el sartén agarrado por el mango. Tienes que nombrar gente buena y tienen que pasar por ese cedazo senatorial y yo estoy bien claro.

Rivera Schatz ha sido enfático en este cuatrienio en el tema del consejo. ¿Usted estaría dispuesto a trabajar con él en conjunto para la selección de personas a esas vacantes?  
—No tengo objeción alguna a buscar el consejo del Senado.

¿Espera que le den vista pública?  
—Lo lógico es que no se prejuzgue mi nominación. Que me den la oportunidad de contestar las preguntas como te las he estado contestando a ti, que me puedan hacer preguntas como tú las has estado haciendo hacia mi, eso es lo que debe conllevar este proceso. Que sea transparente, que lo vea el pueblo. Eso es lo menos que se debe hacer aquí antes de que se proceda a decidir si me confirman en esta designación o no.

¿Confía en que el viernes cuando salga el Gobernador a las 5 de la tarde haya estabilidad en Puerto Rico?
—Yo espero. Espero por el bien de todos.

 

 

 

 

Nota al calce:

Sobre el rol de su hermana en KOI
En un aparte al concluir la entrevista, Metro indagó con Pierluisi sobre si estaba preparado para responder preguntas sobre el trabajo de su hermana, Caridad Pierluisi en la agencia de publicidad KOI, cuyo presidente, Edwin Miranda era parte del chat y desde donde se manipulaban sondeos de medios de comunicación. El nominado Secretario de Estado, dijo que hace casi un año su hermana no labora con KOI. Destacó que ella no era empleada y no participó de nada de lo que se menciona en el chat.
La hermana de Pierluisi, por su parte, sostuvo que trabajó por servicios profesionales en KOI durante un año y medio como Directora de Cuentas, por lo que supervisaba al grupo de cuentas de Desarrollo Económico. Destacó su trayectoria de sobre 30 años en el área de las comunicaciones, non profit y gobierno. Además indicó que hace casi un año trabaja por cuenta propia.

Loading...
Revisa el siguiente artículo