Se debilita el crecimiento de la economía china

Según los informes, la economía del país de Asia oriental creció a un ritmo más lento en 27 años durante el segundo trimestre de este año. Metro investiga la situación.

Por Miguel Velázquez

El producto interno bruto (PIB) de China creció un 6.4% durante el primer trimestre de 2019, mientras que en el segundo cayó a 6.2, el ritmo más lento desde 1992.

Estas cifras confirman una vez más que China todavía está inmersa en un proceso de desaceleración económica, aunque el país afirma que se trata de una tendencia "generalmente estable, regular y progresiva".

“La guerra comercial entre Estados Unidos y China, si se sale de control, podría estar perjudicando no solo a China y Estados Unidos, sino también a la economía mundial, incluso como un desencadenante de una de las peores recesiones en todo el mundo en la memoria reciente. ” – Zhihong Chen, profesor de investigación en la Universidad de Nueva York de Shanghai y la Universidad de Cornell.

La economía del país de Asia oriental había superado las expectativas el año pasado a pesar del pesimismo con respecto a los mercados globales, la guerra comercial con Estados Unidos y otros factores locales, como el debilitamiento de la demanda interna.

Para comprender la situación, Metro conversó con Zhihong Chen, profesor investigador de la Universidad de Shanghai en la Universidad de Shanghai y la Universidad de Cornell.

Preguntas y respuestas con…

 

P: China registró su crecimiento más lento en casi tres décadas.

– El crecimiento más lento actual, una caída del 0.2% con respecto al primer trimestre (de 6.4% a 6.2%), aparentemente se desencadenó por la fuerte escalada de la guerra comercial entre Estados Unidos y China a principios de mayo. Sin embargo, las causas profundas de la desaceleración son de origen estructural y doméstico, lo que refleja la persistente pérdida de impulso de las tres décadas de largo auge económico de China. Por lo tanto, incluso con la flexibilización de la guerra comercial entre Estados Unidos y China (que no es en absoluto segura), la desaceleración como tendencia continuará.

P: ¿Cuáles podrían ser las consecuencias?

– La desaceleración ejercerá una mayor presión sobre China, especialmente sobre la ‘reclamación de legitimidad basada en el desempeño económico’ del gobierno chino. También tendrá inevitablemente consecuencias mundiales en sentido negativo. China ha sido la fuerza impulsora del crecimiento económico más importante del mundo en las últimas dos décadas, por lo que la desaceleración de su economía perturbará la estabilidad económica y financiera mundial, lo que arrastrará aún más el frágil ritmo global de desarrollo.

Zhihong Chen profesor de investigación en la Universidad de Nueva York de Shanghai y la Universidad de Cornell Zhihong Chen profesor de investigación en la Universidad de Nueva York de Shanghai y la Universidad de Cornell / Foto: Cortesía

P: ¿Podría China caer en recesión económica?

– No es imposible que China caiga en una recesión económica, pero es poco probable en el futuro cercano. Una razón importante radica en que la capacidad de consumo interno de China hoy en día es mucho más grande y, por lo tanto, más resistente que nunca. Incluso en la desaceleración actual, un tiro brillante es que los números estadísticos del crecimiento interno de China han sido más fuertes que las predicciones de muchos expertos.

P: ¿Cuáles son las proyecciones para el resto de 2019?

– Lo más probable es que la desaceleración continúe, pero es muy probable que, en general, China, como espera el gobierno chino, mantenga una tasa de crecimiento entre el 6% y el 6.45%. Será sorprendente si baja por debajo de 6%.

Loading...
Revisa el siguiente artículo