UPR abrirá a competencia contrato de plan médico

La APPU aprovechó para cuestionar el cambio en la aportación patronal al plan médico

Por Sadot Santana

La administración de la Universidad de Puerto Rico (UPR) informó el miércoles a sus empleados que abrirá el proceso para contratar a un nuevo proveedor de cubierta médica.

De acuerdo con una misiva del presidente de la UPR, Jorge Haddock, en agosto vence el contrato con la aseguradora Medical Card System, Inc. (MCS).

De hecho, la Junta de Control Fiscal solicitó a la institución reducir la aportación patronal a solo $125 a empleados no docente y $390 la aportación a docentes.

Sin embargo, el presidente de la UPR Jorge Haddock ha reiterado que optarán por fijar la aportación en $500 para ambos grupos. La aportación actual es de $598.

Según la carta del presidente universitario, la cubierta de pareja o familiar tendrá un costo adicional de $54.00 bisemanales, opcionales.

No obstante, esta porción será cubierta por la institución hasta el 31 de diciembre de 2019.

Asimismo, Haddock señaló que iniciarán “prontamente el proceso para la adquisición de la cubierta del plan médico”.

Cuestiona la APPU

Ante este anuncio, el presidente de la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU), Ángel Rodríguez, reaccionó sorprendido.

“La última vez que se comunicaron con nosotros fue hace una semana y media, pero no nos dijeron exactamente qué era lo que querían hacer”, sostuvo Rodríguez.

Según el líder de la organización, la APPU participa en una mesa de diálogo con representantes de la universidad, así como otros sectores, en la que discuten los cambios al plan médico.

Condenó que no se convocara a los integrantes del comité antes de tomar una determinación como esta.

Rodríguez aprovechó para cuestionar la cantidad que fijó la institución como aportación patronal. Sostuvo que la aportación patronal de $500 podría afectar los servicios que reciben los empleados de la institución.

“La comunicación que envía el presidente obvia los cambios que establece una cubierta médica con una aportación de $500. La diferencia en los cuidados para la salud de los compañeros universitarios es del cielo a la tierra”, alegó.

Rodríguez estimó que con este cambio algunos empleados tendrían que incurrir en pagos adicionales en medicamentos especializados, así como deducibles.

No mencionó si harán algún tipo de acción concertada ante el anuncio del presidente Haddock.

Loading...
Revisa el siguiente artículo