Opinión: Inhabilitado

Lea la opinión de Lara Mercado

Por Lara Mercado

La más reciente entrega del “Telegram-gate”, la infame transcripción de un chat entre el Gobernador y algunos de sus más cercanos colaboradores, deja en evidencia la incapacidad de Ricky Rosselló de continuar al mando de Puerto Rico.

En dicho chat se han burlado de miembros de otras ramas de gobierno, aun de su propio partido, se han inventado viajes pagados con fondos públicos para incomodar al Presidente del Senado, y han usado epítetos homofóbicos, misóginos y enteramente reprochables. Ricky, quien tenía un plan y muy buenas relaciones con la Junta mientras estaba en campaña, ahora hasta le sacó el dedo al ente federal con un lenguaje muy florido en el difícil.

Sin embargo, lo que ha puesto al país de cabeza es que el propio Gobernador se refiriera a Melissa Mark Viverito, expresidenta del concejo de la ciudad de Nueva York, como “esta puta”. Al hacerlo, Rosselló optó por la vía fácil de usar un insulto simplón y sexista para atacar a una mujer que osó disentir de él y su ya harta conocida obsesión ideológica.

Peor aún, a través del susodicho chat, instruyó a gente en su nómina a soltar la furia de los troles en Twitter contra la señora Mark Viverito. Sí, gente que le pagan por defender a Ricardo Rosselló en las redes con los impuestos que usted y yo pagamos.

Más allá del obvio y serio insulto a la exconcejal, algunos han querido pedirle al Gobernador que no se exprese así ya que él tiene hija, esposa, madre, vecina, y prima, entre otras. Para mí, eso es irrelevante. Gobernador, usted no debe expresarse así porque todos merecemos respeto, trato digno, y la oportunidad y el derecho de pensar diferente. Usted no se debe expresar así porque este es el mismo tipo de “locker room talk” que ha hecho tan famoso al bully al que usted le ofreció un puño en la cara. En fin, usted no se debe expresar así por que es Gobernador de todos y de todas.

Tan seria falta a nuestra confianza, depositada en usted como nuestro gobernante, y a la dignidad del prójimo, lo inhabilitan para permanecer en el cargo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo