UPR adelanta trabajos de presupuesto 2020-21

La institución se anticipa al recorte más grande de su historia, tomando en cuenta las reducciones de los últimos años hechas por la Junta de Control Fiscal

Por Lyanne Meléndez García

Una vez reafirmada la acreditación de la Universidad de Puerto Rico (UPR), el presidente de la institución, Jorge Haddock, adelantó que el primer centro docente del país ya comenzó a trabajar con el presupuesto del año fiscal siguiente cuando se espera el recorte más alto de su historia, que asciende a $71 millones.

“Este año logramos terminar el año en positivo, con un presupuesto en positivo que los ingresos fueron más altos que los gastos, y ya para este año tenemos un plan aprobado por la Junta de Gobierno, donde establecemos un presupuesto también balanceado”, aseguró Haddock en entrevista con Metro.

“Estamos ahora estudiando, analizando, trabajando para ver qué ajustes tenemos que hacer con ese presupuesto (del año fiscal 2020-2021) en términos de ingresos y gastos”, agregó el líder de la institución.

Rechazó que hayan aumentos en matrícula adicionales a los ya proyectados desde el inicio. Mientras, buscan ahorros que, alegó, no afectarían la oferta académica ni los servicios. “Tenemos planes de aumentar la plantilla del profesorado, tenemos planes de seguir mejorando las condiciones de nuestros empleados no docentes y que la calidad académica, no solo se mantenga, sino que siga mejorando”, agregó, al reiterar que no habrá despidos, ni cierres de recintos. 

En cuanto a la orden ejecutiva firmada por el gobernador Ricardo Rosselló para aumentar las contrataciones del Gobierno con la UPR, el funcionario detalló que está encaminada. “Tenemos la infraestructura de capital humano y tecnología ya establecidos, y este año los aumentos en ese renglón, los números aproximados son siete millones adicionales”, mencionó al señalar que esperan que continúe creciendo hasta alcanzar los $20 millones ya designados.

Fin a entrega tardía de estados auditados

Haddock argumentó que, en el pasado, la UPR mantuvo una cultura de tomar en cuenta los trabajos dirigidos a asegurar las acreditaciones, cada diez años, y más recientemente, cada ocho años.

“Esto es un proceso continuo.  No se puede tomar en serio cada ocho años. Se tiene que tomar (en serio) de manera continua”, arguyó. Según el presidente, también se creó la infraestructura y la tecnología para que “esto sea un proceso continuo”.

“Esta crisis no va a volver a suceder porque nosotros estamos mirando estos estándares y tenemos las personas apropiadas en los puestos apropiados, y la tecnología y cultura para apoyar que este tipo de crisis no es necesaria y tampoco va a volver a suceder”, afirmó.

Sobre los estados auditados, que en el pasado se entregaban a destiempo, lo que provocó los señalamientos y la probatoria por parte de la Middle States Commission on Higher Education (MSCHE), dijo que están monitoreándolos no menos de una vez al mes.

El próximo estado financiero deberá entregarse el 31 de marzo de 2020.

Haddock planteó que, al salir de la probatoria, los libera para enfocarse en el plan de trabajo enfocado en tres áreas: ingresos, mejoramiento de oferta académica a través de ofertas a distancia, así como la productividad y la eficiencia.

“Este año pudimos balancear nuestro presupuesto dado que teníamos ingresos nuevos y teníamos ahorros sustanciales en áreas que no están directamente relacionadas con la oferta académica”, explicó Haddock.

Por ejemplo, en electricidad redujeron $35 millones en gastos y se espera reducir parte de los $5 millones que hasta ahora se invierten en la compra de papel.

Loading...
Revisa el siguiente artículo