Los Maldonados ven al Estado tras ellos

La abogada Mayra López Mulero responsabilizó al gobierno por la seguridad del exfuncionario y su hijo y, a su vez, afirmó que la pesquisa iniciada por la Policía violenta la Constitución del país

Por Sadot Santana

La polémica que gira en torno a Raúl Maldonado y su hijo ‘Raulie’ se apuntó otro capítulo ayer, cuando tildaron la investigación de la Policía  como “una cacería de brujas” luego de que el alto mando de la Uniformada alegadamente no pudiera mostrar evidencia que justificara el inicio de la pesquisa.

El hijo del exfuncionario -acompañado por su padre, su abogada Mayra López Mulero y los abogados William Ramírez y Fermín Arraiza de la Unión Americana para las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés)- acudió ayer al Cuartel General de la Policía para entrevistarse con agentes como parte de una investigación que ordenó el Comisionado de la Policía, Henry Escalera, debido a expresiones de Maldonado que calificó como “agresivas” e “inestables”. Al salir de la cita, la letrada denunció que los agentes no le mostraron un protocolo que justificara la investigación contra ‘Raulie’ Maldonado.

La letrada aseguró que en sus años de trabajo nunca había escuchado de este tipo de prácticas y, ante esto, solicitó a los oficiales que le entregaran copia del protocolo que siguieron.

“Su respuesta fue que no existe ningún protocolo que active una investigación pacífica que sostenga el marco jurídico al que se refiere y regula este trámite”, narró. A su vez, la abogada explicó que solicitó los documentos que certificasen que ‘Raulie’ Maldonado “tiene algún trastorno o desequilibrio mental por haberse expresado en el ejercicio de su libertad de expresión”. “No hay ningún diagnóstico que valide esa impresión del comisionado y, hasta donde yo sé, no tiene ningún curso en psiquiatría ni mucho menos en conducta humana y si lo tiene que me presente el curriculum vitae que lo acredite”.

La abogada, asimismo, aclaró que culminó la reunión tan pronto los agentes le indicaron que el trámite inició a discreción del comisionado.

Más temprano, durante una entrevista radial, Escalera señaló que el artículo  2.02 (c) de la Ley de Armas, les da la facultad para investigar a Maldonado, hijo, por entender que hizo amenazas contra el gobernador Ricardo Rosselló. El viernes también trascendió por parte de la Policía que el hijo del exfuncionario posee 16 armas de fuego.

“Esto es altamente peligroso para la democracia de Puerto Rico. Esto constituye una afrenta a la Constitución y los derechos fundamentales que protegen a los ciudadanos de los excesos del Estado. Si tengo que llevar esto al tribunal supremo celestial lo voy a hacer. Me quedo atónita que el director del Departamento de Seguridad Pública haya permitido esta patraña”, subrayó la letrada.

Por su parte, Maldonado, padre, opinó que el gobierno de Puerto Rico está en contra de su familia. “Sabemos que tenemos al Estado completo en contra nuestra… Obviamente, tenemos que tomar las medidas preventivas”, comentó el exfuncionario.

López Mulero indicó que el proceso de la Uniformada es una “cacería” de brujas debido a que ‘Raulie’ denunció eventos de corrupción gubernamental, lo que éste secundó. “Creo que esto es una investigación arbitraria que no hay manera en la historia de este país que esto ocurra. ¿Por qué el estado de mis armas se hace público y se filtra desde aquí?”, cuestionó Maldonado, hijo. Por su parte, Maldonado, padre, reiteró que no confía en las autoridades locales de seguridad.

Antes de entrar al encuentro con la Uniformada, López Mulero aseguró que Maldonado, hijo sí fue citado a pesar de que Escalera lo negó.

 

Te recomendamos este video:

Loading...
Revisa el siguiente artículo