Aval a números del Ejecutivo

Legislatura aprobó el presupuesto del Ejecutivo, mientras JCF amenaza con revertirlo

Por María de los Milagros

Luego de que un comité de conferencia acordó revertir el presupuesto aprobado en la Cámara de Representantes, el Senado ratificó anoche el presentado por el Ejecutivo, que asciende a $9,624 millones.

Allí, reintegraron los $286 millones dirigidos al pago de los municipios Pay as You Go y los $262 millones para la Administración de Seguros de Salud (ASES).

La minoría votó en contra, en esencia por considerar que era un ejercicio inútil, porque, al final, se aplicaría el presupuesto de la Junta de Control Fiscal (JCF).

El portavoz de los populares, Eduardo Bhatia, subrayó los contrastes en los legisladores de mayoría, cuya proyección es contraria a la (JCF), pero en la práctica siguen los ajustes contenidos en el plan fiscal aprobado por el Gobierno, y de donde surge el presupuesto del ente federal.

En el debate legislativo apenas se hizo referencia a asignaciones específicas a agencias o cantidades algunas, y así lo destacó el novoprogresista Henry Neumann Zayas. Un momento después, el independiente José Vargas Vidot argumentaba que no estaban más que discutiendo qué hacer con un muerto o cómo acomodar un féretro.

 

Fuera de plazo

La JCF advirtió a los presidentes legislativos que tenían hasta las 5:30 de la tarde de ayer, domingo, para aprobar el presupuesto.
“Si la Legislatura no presenta un presupuesto para el año fiscal 2020 que cumpla con el plan fiscal… JSAF no tendrá más remedio que desarrollar un presupuesto que cumpla con los requisitos”, planteó el ente fiscal en comunicación oficial.

El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, aseguró: “No me preocupa la carta de la Junta (de Control Fiscal)”, y añadió que no tendría problema alguno con acudir a tribunales.

Además, la controversia por el presupuesto provocó que destituyeran al representante Antonio “Tony” Soto del comité de conferencia debido a que no coincidió con el acuerdo, que incluía descartar los cambios que él mismo impulsó.

Soto presentó la semana pasada a la prensa una nueva versión del presupuesto, supuestamente más reducido que el solicitado por Fortaleza con $9,188 millones.

Después, presentó dos resoluciones que tenían el efecto práctico de aumentarlo, acercándolo sustancialmente al de Rosselló.

Al cierre de esta edición, la Cámara Alta no había votado sobre otras medidas controversiales que permanecían en comité de conferencia, como la que busca fortalecer las apuestas deportivas y el Código de Incentivos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo