Proyecto Matria: 15 años de trabajo por la equidad y el desarrollo económico de la mujer

La entidad trabaja el desarrollo económico, vivienda y educación como elementos claves para adelantar la equidad para las mujeres

Por Miladys Soto

El desarrollo económico de la mujer ha sido el norte del Proyecto Matria, que este 1ro de julio cumple 15 años de servicios con un saldo de más de 12,000 personas impactadas.

“Matria se fundó en 2004 como una respuesta a la falta de vivienda y de oportunidades de desarrollo económico para mujeres que eran sobrevivientes de violencia doméstica”, contó Amárilis Pagán Jiménez, directora del Proyecto. Asimismo, dijo que luego ampliaron ese grupo de ayuda a todo tipo de mujer, e incluyeron a mujeres jefas de familia de escasos recursos, reclusas, y a la comunidad LGBT siempre y cuando estuvieran en situaciones de pobreza.

Medidas de austeridad contribuyen a la violencia contra la mujer

De igual forma, Pagán aseguró que las medidas de austeridad que se implementan desde los pasados años en la Isla afectan particularmente a este sector de la población.

“Cada vez que el Gobierno cierra una oficina en un pueblo y convierte un servicio en uno regional, por ejemplo, las oficinas de la AAA, eso le complica la vida a las mujeres que viven en pobreza y ocurre lo que nosotras llamamos pobreza de tiempo. Esto quiere decir que se te hace tan difícil conseguir lo básico que necesitas para vivir que te consume tu tiempo y no tienes espacio para el ocio, educación y muchas veces ni para trabajar”, explicó.

“Cuando se impulsa el desarrollo económico, cuando se garantizan derechos para las mujeres, les damos más oportunidades de sobrevivir a la violencia”, detalló Pagán, quien agregó que muchas mujeres permanecen en ciclos de violencia por no tener un techo seguro o dinero para ellas y sus hijos.

13 años de su incubadora de empresas

A fin de atajar esas limitaciones económicas que pueden acercar más a las mujeres a un entorno violento, Proyecto Matria ideó una incubadora de empresas que a la fecha ha ayudado a más de 200 mujeres.

La portavoz de la entidad expuso que desde 2006 operan una incubadora de empresas especializada en mujeres y trabaja bajo un modelo de microempresas con perspectiva de género. Asimismo, posteriormente añadieron un programa de microcrédito y capital semilla a fin de ayudar a las emprendedoras.

Sobre el perfil de las empresas que se han creado, Pagán indicó que hay restaurantes, negocios de limpiezas, mecánica, pintura y mantenimiento de exteriores, entre otros.

La portavoz de la organización adelantó que el próximo mes lanzarán un mapa interactivo con la información de todos los negocios que han incubado a fin de que la ciudadanía los conozca y apoye.

Programa de vivienda

Por otro lado, la directora del Proyecto Matria expuso que su programa de vivienda transitoria ha evolucionado con el pasar de los años. “Nos hemos especializado en programa de vivienda transitoria para personas de la comunidad LBGT, sobrevivientes de la violencia de género y tenemos también un programa de vivienda permanente que es para mujeres que están huyendo de una situación de violencia y ellas o sus dependientes tienen alguna discapacidad o diversidad funcional”, detalló.

Además de los servicios que la organización ha ofrecido durante años, el huracán María las motivó a ayudar a los damnificados del huracán categoría 4 que azotó la Isla en 2017. La iniciativa “Casa Solidaria Matria” en Orocovis trabaja con familias completas de la zona rural.

Aunque la entidad está ubicada en una nueva sede en el municipio de Caguas, ofrece servicios en múltiples pueblos gracias al trabajo en alianza que lleva a cabo en múltiples organizaciones. Mayagüez, Ponce y San Juan son solo algunos de los municipios. “Una mujer no tiene que vivir en Caguas para recibir nuestros servicios”, aseguró Pagán.

Donativos para continuar la obra

La directora del Proyecto Matria contó que la organización dejó de solicitar fondos del Gobierno de Puerto Rico hace años y se sostiene a través de fondos federales, capital privado y donativos.

View this post on Instagram

En Matria estamos hechas unas quinceañeras. Pero como buenas luchadoras por la equidad, nuestros 15 años son de de trabajo para crecer, soñar y llevar a otro nivel nuestro trabajo. Y ese otro nivel necesita un mega boost de solidaridad. Necesitamos recaudar $15,000. Si en algún momento es importante tu donativo, es ahora. ¿Nuestra meta? $15k para completar la remodelación de nuestra sede. ¡Por primera vez estaremos en nuestro propio local! ¿Alguna vez has tenido que pensar en cambiar sistema eléctrico, remodelar plomería, pintar, sacar losetas plásticas (y dejar a la vista losas criollas), poner aires, amueblar, sellar techos… ¡Uf! Ya sabes lo que cuesta. Y mira, en verdad hemos hecho todo para ahorrar (¡Mira las fotos!!). Pero hay cosas que hay que pagar. No queda de otra. ¿$15,000? Poco para lo que nos falta. Sin embargo, suficiente para celebrar nuestros 15 años en nuestro propio y auténtico espacio Matria. Un lugar donde cabremos las ¡15! empleadas y empleados que ya tenemos, donde nuestras participantes podrán ser bien atendidas y en donde seguiremos incubando equidad, derechos humanos y una cepa de luchadoras y luchadores de derechos humanos que dan todo por el país que soñamos. ¿Te animas? Dona lo que puedas. Comparte la campaña con otra gente. Habla de Matria con tu familia y amistades. Matria está a otro nivel y en nuestro quinceañero queremos un espacio digno de nuestra fiereza, de nuestra ternura, de nuestra solidaridad, sueños y amor. Entra a la recaudación en el siguiente enlace: https://www.facebook.com/donate/2457770947785039/?fundraiser_source=external_url #15AñosDeMatria #SomosMásFuertes #SomosMatria #Matria #MujeresPoderosas

A post shared by Proyecto Matria (@proyectomatria) on

Actualmente, la entidad tiene una campaña de recaudación con una meta de recaudos de $15,000 para terminar la nueva sede en Caguas y continuar ofreciendo sus servicios. Los interesados pueden acceder al siguiente enlace para hacer su donativo.

“Matria siempre se ha especializado en las que viven en esa parte extrema de la pobreza, ese es nuestro tipo de participante. Mujeres que a veces no tienen un nivel de escolaridad, que no tienen transportación, que nunca han sido dueñas de bienes, que son sobrevivientes de violencia, que tienen condiciones de salud mental, que son las más vulnerables dentro de todo”, explicó la directora de la entidad que emplea a 16 personas.

 

 

Les puede interesar:

Loading...
Revisa el siguiente artículo