La razón oculta para falta de pago de las aseguradoras

La Reserva Catastrófica es un fondo creado por ley en 1994 para reducir la dependencia de las aseguradoras del mercado de reaseguro internacional y evitar así los aumentos de prima luego de un evento catastrófico.

Por Miguel Díaz Román/ Centro de Periodismo Investigativo

Las pesadilla que aún viven miles de asegurados cuyas reclamaciones tras el paso del huracán María no han sido pagadas, o cuyo pago resultó insuficiente para cubrir las pérdidas, se pudieron haber evitado si la Reserva Catastrófica del país no hubiese sido menguada por enmiendas promovidas por las aseguradoras con la anuencia de la Oficina del Comisionado de Seguros (OCS), concluyó una investigación del Centro de Periodismo Investigativo (CPI).

La Reserva Catastrófica es un fondo creado por ley en 1994 para reducir la dependencia de las aseguradoras del mercado de reaseguro internacional y evitar así los aumentos de prima luego de un evento catastrófico. Pero según los objetivos de la Reserva se fueron anulando con enmiendas a la ley aprobadas en la pasada década, y las aseguradoras continuaron dependiendo del reaseguro, los clientes de estas empresas han enfrentado aumentos significativos del monto de la prima cada vez que ocurría un nuevo evento catastrófico, de acuerdo con los hallazgos de la investigación. Tras el paso del huracán María, ese aumento osciló entre el 300 % y 400 %.

Cuando se puso en vigor la Reserva hace 24 años, una medida administrativa obligaba a las aseguradoras a aportar 10 % del total de las primas suscritas en los seguros catastróficos al fondo. Pero, en 2003, cuando la Reserva había acumulado $311.1 millones, esa aportación de las aseguradoras fue reducida al 1 %. En 2006, durante el Gobierno compartido del Partido Popular Democrático (PPD) y el Partido Nuevo Progresista (PNP), se le dio el golpe de muerte al establecerse por ley un límite a la cantidad de dinero que podía acumular la Reserva y eximir a las aseguradoras de continuar realizando su aportación luego de alcanzado ese tope.
La nueva ley también avaló que las aseguradoras contrataran reaseguro para proteger el 98 % de su riesgo catastrófico. El restante 2 % estaría protegido con el monto acumulado en la Reserva, en caso de que ocurriera un evento catastrófico.

En conjunto, las enmiendas y modificaciones representaron la derrota de los objetivos de la Reserva Catastrófica. Para 2017, cuando el país sufrió la destrucción del huracán María, la mayor catástrofe de su historia reciente, la Reserva solo tenía en su fondo $299 millones de los $2,355 millones que debió tener para esa fecha si las mencionadas enmiendas no se hubiesen aprobado, concluyó un análisis del CPI validado con el consultor y especialista en contabilidad de seguros, Gregorio del Valle.

Tras el paso del huracán María, las aseguradoras no respondieron con los pagos de las reclamaciones como se esperaba hasta el punto en que, un año después del evento, el Gobierno de Puerto Rico demandó a 14 aseguradoras por su lentitud en pagar las reclamaciones o por la falta de pago a miles de ciudadanos y entidades del sector público y privado.
Miguel Díaz Román / Centro de periodismo investigativo Este reportaje se publica en Metro gracias a una alianza con el CPI. Puede acceder el reportaje completo en periodismoinvestigativo.com.

Loading...
Revisa el siguiente artículo