Trump pasa de la pompa a los negocios en Gran Bretaña

El dirigente instó a la cuestionada primera ministra, Theresa May, a “quedarse” para cerrar el acuerdo comercial entre ambas naciones, que se suma a la reciente incertidumbre en torno a la larga relación de los dos aliados

Por AP

LONDRES (AP) — Tras los actos protocolarios de la víspera, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pasó a la política el martes en la segunda jornada de su visita de Estado a Gran Bretaña. El dirigente instó a la cuestionada primera ministra, Theresa May, a “quedarse” para cerrar el acuerdo comercial entre ambas naciones, que se su1111111ma a la reciente incertidumbre en torno a la larga relación de los dos aliados.

Trump, cuyos elogios a May se producen tras días alabando a sus posibles sucesores, se reunió con la primera ministra y líderes empresariales de ambos países, en una jornada de negociaciones que culminará con una conferencia de prensa por la tarde. La prioridad de los mandatarios es el posible acuerdo de comercio bilateral que entraría en vigor, si llega a hacerlo, una vez Gran Bretaña abandone la Unión Europea.

May abandona sus responsabilidades por su incapacidad para asegurar la aprobación del acuerdo del Brexit que negoció con Bruselas. El viernes, pocos días después de que Trump regrese a Washington, May dimitirá como líder del Partido Conservador, aunque seguirá fungiendo como primera ministra interina hasta que se elija a un sucesor. Aunque ha sido muy crítico con ella en el pasado, Trump solo tuvo buenas palabras para la mandataria el martes y le pidió que siguiese en el cargo para "cerrar este acuerdo”.

"Creo que tendremos un acuerdo comercial muy, muy importante”, dijo Trump, exaltando sus beneficios para los dos países. "Creo que esto es algo que los dos queremos hacer (…) vamos a hacerlo”.

La sala respondió al llamado de Trump a que May siga en el cargo riendo entre dientes.

Tradicionalmente, los presidentes estadounidenses evitan inmiscuirse en la política nacional de otros países, pero Trump esté lejos de ser tradicional.

En el encuentro económico del Palacio de St. James se dieron cita 10 empresas líderes, cinco de cada país. Los directores ejecutivos y altos representantes de BAE Systems, GlaxoSmithKline, National Grid, Barclays, Reckitt Benckiser, JP Morgan, Lockheed Martin, Goldman Sachs International, Bechtel y Splunk aparecían como asistentes al acto.

Durante la reunión, los manifestantes comenzaron a congregarse en Londres, algunos de ellos con el ahora infame globo del “bebé Trump”, que volaba cerca de la Plaza del Parlamento.

Está previsto que Gran Bretaña salga de la UE el 31 de octubre a menos que ambas partes acuerden un aplazamiento. Con la renuncia de May el viernes se abrirá una pugna para sucederla como líder del partido y primera ministra.

Loading...
Revisa el siguiente artículo