Juez otorga condena indulgente a testigo en juicio al Chapo

El juez Rubén Castillo sentenció a Vicente Zambada a 15 años de cárcel por su papel como jefe de logística del cártel.

Por AP

CHICAGO (AP) — Un juez federal de Chicago lanzó el jueves una crítica al presidente Donald Trump y declaró “perdida” la guerra de Estados Unidos contra las drogas, mientras dictaba una condena indulgente a un alto miembro del cártel de Sinaloa, que fue testigo clave en el juicio contra el narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán en Nueva York el año pasado.

El juez Rubén Castillo sentenció a Vicente Zambada a 15 años de cárcel por su papel como jefe de logística del cártel. Pero considerando los más de 10 años que ha cumplido desde su arresto, el hombre de 44 años podría ser liberado en menos de cuatro años. De no haber aceptado difundir secretos de los trabajos internos del cártel, probablemente se estaría preparando para cumplir con una cadena perpetua como la que recibió su jefe.

Con Zambada frente a él, Castillo dijo que había visto “lo que las drogas le habían hecho a este país”, pero Zambada se ganó una gran reducción en su condena por su extensa cooperación, incluida la información que llevó a la imputación de más de 100 miembros del grupo criminal.

En un comentario notablemente franco para un juez federal, Castillo agregó que la forma en la que Estados Unidos combatía a los narcotraficantes no funcionaba.

“Si existe la llamada guerra contra las drogas, la hemos perdido”, dijo. “Es hora de que este país haga algo diferente”. El juez no mencionó otras alternativas.

Zambada, hijo de Ismael Zambada, otro capo del narcotráfico y alguna vez mano derecha de Guzmán, hizo un breve comentario antes de que Castillo dictara sentencia.

Comentó que tomó malas decisiones, de las cuales se hacía responsable. En una última apelación a la misericordia, agregó que había demostrado con acciones que estaba arrepentido.

Jack Riley, exjefe de la oficina de la DEA en Chicago, relató en sus memorias recientemente publicadas, “Drug Warrior” (“Guerrero de las drogas”), cómo después de su extradición a Chicago en 2010, a Zambada se le permitió llamar a su padre en México desde una cárcel en Illinois para pedir permiso para cooperar con las autoridades estadounidenses.

“Quiero que sepas que tienes mi autorización para comenzar a cooperar, para recuperar tu vida”, dijo Riley que fueron las palabras del padre en la conversación grabada.

Riley escribió que la cooperación de Zambada fue valiosa, pero que de haberlo hecho antes, habría sido de más ayuda. Riley también recuerda una entrevista cara a cara con Zambada en Chicago cuando Riley le preguntó: “¿Podrías explicarme cómo puedes justificar la violencia y asesinatos de los cuáles tú, tu padre y El Chapo son responsables?”.

Respondió que estaban en guerra por sus familias, por el territorio y que, en ocasiones, hay muertes en una guerra.

A Zambada y su familia, dijeron los fiscales, los intentarán asesinar por el resto de sus vidas porque Zambada le dio la espalda al cártel. Se reforzó la seguridad en y alrededor del tribunal del centro de Chicago para la audiencia de Zambada, con unos 20 agentes _ muchos con fusiles de asalto _ en las aceras.

También el jueves, Castillo hizo referencia a su propia ascendencia mexicana e hizo referencia a los planes de Trump para construir el muro fronterizo. Un muro masivo, dijo Castillo, no solucionaría el tipo de narcotráfico en el que estaba metido Zambada.

“Muchos en Washington quieren construir el muro cuando la mayoría de estas drogas entran de tal forma… que un muro no solucionaría nada”, dijo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo