Keleher se defiende: "cuestionaron mi capacidad por no ser puertorriqueña"

La exsecretaria de Educación publicó un artículo en el que sostiene que exigir rendición de cuentas y esforzarse en cambiar el status quo le ganó enemigos.

Por Metro Puerto Rico

Tras su abrupta renuncia, la exsecretaria del Departamento de Educación (DE), Julia Keleher, defendió su labor en la agencia, destacó las deficiencias que identificó en el camino y argumentó que tratar de enderezar las faltas, así como el hecho de nos ser puertorriqueña, le ganó "enemigos".

"Muchos se indignaron por la audacia de una persona de afuera que tenía problemas para comunicarse en español, pero criticó el departamento, su cultura y su forma de hacer negocios", escribió en un artículo en el portal The 74 Million, enfocado en temas de educación.

"Algunos criticaron las nuevas políticas y programas, mientras que otros se involucraron en ataques personales y cuestionaron públicamente mi capacidad para liderar el sistema porque no era puertorriqueña", agregó la exfuncionaria.

La exsecretaria explicó que basó sus trabajos en dos objetivos: evaluar el funcionamiento del sistema educativo y viabilizar la reforma educativa que fue promesa de campaña del gobernador Ricardo Rosselló. Pero hacer cambios sustanciales, exigir rendición de cuentas y establecer parámetros o expectativas de desempeño no

"Tomé decisiones difíciles a pesar de los riesgos políticos y las represalias. Pisé numerosas minas e hice miles de enemigos, algunos conocidos y otros desconocidos. Me detestaban aquellos que se habían beneficiado de la influencia de la política en la educación pública. Pero hice lo que era necesario basado en lo que era justo y justo para los estudiantes", escribió además. Keleher ha sido vinculada a una investigación federal relacionada a contratos.

Sin comentarios Julia Keleher sobre investigación federal

La exsecretaria y contratista fue abordada por los medios durante una conferencia ofrecida en Yale

Keleher describió las deficiencias  que identificó en la agencia y confesó que esto "me dejó triste, en shock, desilusionada y horrorizada". A su juicio, alrededor de 1,300 escuelas tenían acceso "limitado, inconsistente o inexistente" a material curricular alineado a estándares y recursos de planificación, a libros y otro equipo de apoyo, a internet, computadoras y tecnologías, a enfermería y servicios relacionados a la salud, a apoyo emocional y acceso a consejeros, psicólogos y trabajadores sociales, así como otras fallas.

 

Te podría interesar: 

Te recomendamos este video:

Loading...
Revisa el siguiente artículo