Drástica baja en población infantil del sistema educativo de Puerto Rico

Además, el revelador estudio de Hunter College presenta un cierre de escuelas desproporcionado entre la zona rural y urbana del país

Por Lyanne Meléndez García

Una drástica merma de alumnos en el sistema de enseñanza del país se ha registrado en los últimos doce años, cuando la matrícula se redujo a casi la mitad de estudiantes.

Así lo establece el estudio “Disminución poblacional y cierres de escuelas en Puerto Rico”, del Centro de Estudios Puertorriqueños de Hunter College en Nueva York, que plantea que en 2006 había 544,138 estudiantes que disminuyeron a 306,652 en 2018, lo que representa una reducción de 44 %.

De acuerdo con el documento, tan solo el año pasado hubo una reducción de 11 %, ya que en 2017 había 346 mil estudiantes y, en el presente año escolar, hay 306 mil alumnos. El estudio advierte que las cifras podrían tener cambios luego del huracán, ya que la recopilación de estos datos se detuvo con el paso de los huracanes Irma y María. Además, precisa que la población de niños y niñas menores de cinco años compone la proporción más pequeña de la población de Puerto Rico en relación con otros grupos de edad. Bajó en Puerto Rico de 251,606 en 2006 a 146,699 en 2017. Esto representa una reducción de un 42 %.

El Centro también abordó el tema del cierre de escuelas que señala que ha sido desproporcionado, ya que el 65 % de los cierres han sido en zona rural y un 35 % en zona urbana. La cifra total de escuelas en operación bajó de 1,515 en su nivel más alto en 2006 hasta 855 en 2018. De ellas, 265 fueron cerradas el pasado año escolar.

Al final del documento, se ofrecen recomendaciones de política pública para prevenir el cierre de escuelas en comunidades vulnerables, así como para contrastar las variables que provocan la merma poblacional, que atribuyeron a migración, natalidad, crisis económica y los huracanes.

Cierres rurales son para ahorrar – Análisis: Ángeles Molina Iturrondo, catedrática

“En las áreas rurales, las escuelas tienden a ser pequeñas, pocos niños, son escuelas que están ubicadas en áreas más remotas, pero son pequeñas. Algunas tienen 100 niños; son escuelas bien pequeñas. Si se hace memoria de qué decían los papás de áreas rurales, precisamente eso es lo que dicen. Tienen que depender de transportación de porteadores escolares para poder llegar a la receptora o que la distancia es muy grande.

Sospecho que lo que se ha pretendido es cerrar escuelas pequeñas porque tienen un gasto operacional relativamente alto y una masa crítica pequeña, así que lo que hacen es que mandan a los niños a escuelas más grandes que, típicamente, están en áreas más urbanas. Esos niños se tienen que adaptar a escuelas receptoras que son grandes. Esos niños tienen que adaptarse a un contexto escolar muy diferente. No quiere decir que no se van a adaptar, porque los niños son resilientes. Pero los niños de Educación Especial son los que se afectan, porque esos niños, cuando se adaptan a un ambiente escolar, si los sacas de ese ambiente, cambias los maestros, eso sí tiene un impacto importante y no es favorable”.

Otro estudio presenta leve rezago en la tasa de grados postsecundarios en la isla

A pesar de que la tasa de personas que cuentan con grado asociado o un título mayor en Puerto Rico es de 47.1 % y ha aumentado en 8.4 puntos porcentuales desde 2008, un reciente estudio cuestiona los objetivos de grados académicos de la isla.

“Puerto Rico no ha establecido formalmente un objetivo de grados académicos en todo el territorio que cumpla con los criterios de rigor y eficacia de Lumina”, indicó Courtney Brown, vicepresidenta de Impacto Estratégico de Lumina Foundation.

La Fundación Puertorriqueña de las Humanidades (FPH) presentó estos hallazgos del estudio “A Stronger Nation through Higher Education”, realizado por la prestigiosa organización educativa Lumina Foundation.

Entre los municipios de Puerto Rico, las tasas más altas de títulos postsecundarios se encontraron en Guaynabo (59.4 %), Trujillo Alto (52.4 %) y San Juan (50.9 %). Los de tasas más bajas son Maricao (16.8 %) y Culebra (23.0 %).

Loading...
Revisa el siguiente artículo