Hernández Colón, segunda figura histórica del Partido Popular

Destacan el ascenso y el liderazgo del exgobernador dentro de la colectividad

Por Sadot Santana Miranda

Tras el liderato durante cerca de dos décadas de Luis Muñoz Marín frente al Partido Popular Democrático (PPD), Rafael Hernández Colón se convirtió en la segunda figura influyente dentro de la colectividad. Al menos así lo destacaron Ángel Rosa, analista político, y Antonio Colorado, excomisionado residente por el PPD.

“Rafael Hernández Colón es la segunda gran figura del PPD. Y es también la figura principal del periodo de la alternancia y el bipartidismo político en el último cuarto del siglo XX”, señaló Ángel Rosa, comentarista político y exsenador del PPD.

Hernández Colón alcanzó la gobernación luego de un triunfo electoral en 1972. En las elecciones de 1976, cayó derrotado ante el candidato novoprogresista Carlos Romero Barceló. Sin embargo, volvió a La Fortaleza desde 1985 hasta 1993.

Rosa contrastó el liderato de Muñoz Marín con el de Hernández Colón y enfatizó que ambas figuras se destacaron en épocas distintas.

“Muñoz Marín fue el líder de la hegemonía y de las grandes victorias, de la invencibilidad del PPD, mientras que Hernández Colón es el líder que le toca y hereda la época en la que el PPD ya perdía elecciones. Tenía que ganarle elecciones al Partido Nuevo Progresista.

Asimismo, el analista político comentó que, incluso, tras su retiro de puestos políticos, el político ponceño se mantuvo atento a asuntos dentro de la colectividad.

“Él se convirtió, por así decirlo, en la figura de Estado del PPD. Una vez desaparece la figura de Muñoz Marín, él es el gran líder, el gran old man del PPD, y eso lo supo ejercer muy hábilmente”, subrayó.

Por su parte, Antonio Colorado, recordó el ascenso de Hernández Colón dentro del PPD tras la primera derrota en la historia de la colectividad en 1968. El candidato por el PPD en las elecciones de 1968 fue Luis Negrón López. Agregó que el exgobernador contó con el respaldo de Muñoz Marín desde el principio de su carrera política nombrándolo a puestos políticos.

“Comienza con un reconocimiento de Muñoz Marín de la capacidad que tenía Rafael, y ahí, entonces, sale electo gobernador y demostró su capacidad en unos momentos difíciles”, mencionó Colorado, quien fungió como comisionado residente de 1992 a 1993.

“Sin lugar a dudas, su periodo de liderato, después del de Muñoz Marín, es el periodo más fructífero y más exitoso del PPD”, puntualizó Rosa.

Loading...
Revisa el siguiente artículo