Con tecnología buscan frenar los feminicidios en Jalisco

Autoridades buscan la viabilidad logística y económica de diversos dispositivos para reducir las agresiones por motivo de género; las complicaciones no sólo van por el lado del dinero, sino de su manejo y las implicaciones

Por Héctor Escamilla

Luego que autoridades estatales anunciaron la reestructuración del programa de protección a mujeres víctimas de violencia, una de las prioridades sería la implementación del uso de tecnología, tanto para atender a mujeres, como tener en raya a los generadores de los ataques.

El 20 de febrero de este año, el Congreso de Jalisco avaló una serie de reformas entre las que se establece que, con la finalidad de garantizar la integridad de víctimas de violencia, se favorecerán la utilización de sistemas de monitoreo electrónico para ubicar a los agresores. Sería por medio de brazaletes u otros implementos que deberían permitir el monitoreo en tiempo real a los agresores, además que dichos dispositivos deberían estar conectados al sistema de monitoreo C5.

968 órdenes de protección activas en Jalisco, según datos de la Fiscalía estatal; la cifra varia constantemente  porque hay órdenes que se activan o se desactivan diariamente

La iniciativa, presentada por la legisladora Sofía Berenice García Mosqueda, señalaba que el costo del brazalete tendría que ser a cargo del agresor, a pesar que este asciende a 70 mil pesos. También defendió que no se violentaban los derechos humanos del infractor.

Sin embargo, a decir de Fela Pelayo, titular de la Secretaría de Igualdad Sustantiva, los brazaletes electrónicos en los infractores han demostrado ser poco prácticos en otros países del mundo donde se ha utilizado.

“Pues estamos abiertos a revisar lo que se tenga, no solamente de dispositivos sino a través del uso de celulares que nos puedan también permitir geolocalizar. Pero bueno, son todavía pruebas que todavía tenemos que hacer”, mencionó la funcionaria.

Durante las mesas para reestructurar el modelo de atención a mujeres violentadas, se puso sobre la mesa otra opción, pero que implica que sean las mujeres víctimas quienes sean las localizables: brazaletes con botones de pánico para mujeres amenazadas. El comisario de Zapopan, Roberto Alarcón, señaló que en su municipio hay casos de éxito y se han repartido 150 dispositivos.

“Los hemos llamado Pulsos de Vida, mismos que fueron entregados a víctimas. Actualmente el municipio de ZApopan tiene 558 órdenes de protección”, informó el comisario.

Señaló que hasta el momento estos brazaletes se han activado por error en 40 ocasiones y en una de ellas sí resultó efectivo, siendo el agresor detenido.

Sin embargo, aunque esta es vista como la opción más viable, colectivos defensores de los derechos de las mujeres señalan que al dotar de botones de pánico a las mujeres, en muchos casos se traslada la obligación de la seguridad a la víctima y no a las autoridades.

Te recomendamos

Loading...
Revisa el siguiente artículo