Guaynabo se impone ante retos de reciclaje

El municipio inició una campaña para que los residentes modifiquen sus prácticas en el hogar, ya que limitaciones del mercado han restringido la calidad y la diversidad de artículos que se procesan.

Por María de los Milagros

Con un recorrido por su planta de reciclaje, el municipio de Guaynabo inició hoy una campaña educativa para que los ciudadanos conozcan el material que no deben acumular con sus artículos reciclables, así como el proceso a seguir con los que sí pueden reciclar.

"Es importante que la gente sepa cuáles son los materiales que deben reciclar porque eso nos abarata costos a nosotros. No nos contamina otro material que sí debe ser reciclado, y por lo tanto pues estamos ayudando al ambiente y también a los vertederos", dijo el alcalde Ángel Pérez.

Guaynabo dio un paso adelante ante los retos que imponen nuevas restricciones de importación de desechos en China, donde termina más del 90% de los artículos reciclados en Puerto Rico. Estados Unidos y Europa también se vieron afectados por los cambios que entraron en vigor el año pasado, y que incluyen el requisito de que los artículos sean 99.5% puros y que no estén contaminados.

Se recicla poco y la mitad vuelve al vertedero

Puerto Rico exporta más del 90 % de su material reciclable a China, donde establecieron nuevas restricciones que ponen en jaque al país

El municipio había alcanzado una tasa de reciclaje de hasta 45%, y el rechazo a nuevos productos provocó que cerraran el 2018 con 21%. En Puerto Rico apenas se recicla un 9.66% de los desechos, según datos del 2013.

"Ahora mismo, los magazines, los shoppers… Todo este material que antes se podía reciclar, pues ahora no es aceptado", agregó el alcalde. Otros materiales incluyen el cartón liso y con impresos, como el de cereal. Latas y botellas deben llegar limpias, sin residuos de comida y preferiblemente sin tapas.

"Esto no es una responsabilidad solamente del gobierno. Tiene que haber una responsabilidad social  y el pueblo. La gente, tiene que entender la importancia de lo que es reciclar y de lo que está ocurriendo con los vertederos. Esto ayuda a extender la vida útil de los vertederos", agregó el alcalde.

Entre los presentes estuvieron estudiantes y personal de otros municipios que reciben servicios de ConWaste, empresa que opera la planta en Guaynabo. Según la ingeniera Génesis Tejada, allí reciben material de Naranjito, Corozal, Santa Isabel, San Germán, Salinas, Bayamón, San Juan, Mayagüez, y otros pueblos.

La planta tiene una capacidad de procesamiento de 1,200 toneladas mensuales. Tejada precisó que la meta del establecimiento en Guaynabo, así como el que también operan en Carolina, es procesar 1,100 toneladas al mes.

Ya están cerca de 40 toneladas diarias y cerca de 25 son puramente de Guaynabo. Según el ingeniero Alberto Morales, director de Reciclaje y Ornato del municipio, el próximo paso es orientar a los ciudadanos casa por casa.

 

Te recomendamos este video:

Loading...
Revisa el siguiente artículo