El Via Crucis más doloroso de los franceses: frente a las ruinas incendiadas de Notre Dame

"Ante Notre Dame, nuestra iglesia madre desfigurada por la violencia de las llamas", expresó el arzobispo de París duramente la ceremonia de la conmemoación del VÍa Crucis de Cristo, en Semana Santa.

Por Daniel Pérez Pavez

 

Vía Crucis en Parós AP

 

"Ante Notre Dame, nuestra iglesia madre desfigurada por la violencia de las llamas, entramos en el abajamiento del Señor Jesús hasta la muerte y muerte de cruz. No entramos como espectadores pasivos porque por nuestro pecado hemos sido responsables de la muerte de Jesús", expresó en  la conmemocaión del Vía Crucis de Cristo en Semana Santa el Arzobispo de París, Monseñor Michel Aupetit.

El prelado recordó que la cruz de Jesús "manifiesta el amor vulnerable de Dios librado al poder de la muerte que habita en el corazón del hombre. Ella lega hasta el abismo del mal. Ella condena nuestro pecado pero no nos condena. El Crucificado, gran padre eterno, nos salva al rescatarnos por su intercesión".

Miles de franceses siguieron la ceremonia con profunda emoción y dolor, a la vista de las ruinas de la Catedral de Notre Dame.

Loading...
Revisa el siguiente artículo