Julian Assange busca evitar su extradición a Estados Unidos

El australiano, que pasó refugiado en la embajada de Ecuador en el Reino Unido, negó la demanda de extradición ante el juez Michael Snow durante su primera comparecencia

Por Agencias

Julian Assange, que pasó su primera noche detenido, se enfrenta desde este viernes a un largo combate judicial en Londres en torno a su extradición a Estados Unidos.

El australiano pasó casi siete años refugiado en la embajada de Ecuador en Reino Unido.

Las autoridades estadounidenses buscan a Assange, de 47 años, por considerarlo una amenaza para su seguridad por las filtraciones de Wikileaks.

El australiano estaría detenido en la prisión pública de Wandsworth, según la prensa británica, aunque oficialmente el lugar de su detención no ha sido comunicado.

Esta prisión, destinada a presos que presentan un "riesgo de evasión", está al sur de Londres y es la "más sobrecargada" del país, con cerca de 1 mil 600 reclusos, según un informe de inspección de 2018.

Julian Assange fue acusado el jueves por la justicia británica de no haber comparecido ante un tribunal, delito pasible de un año de cárcel. El veredicto se conocerá en fecha ulterior.

El fundador de Wikileaks había sido detenido el jueves en la sede de la embajada ecuatoriana, después de que Quito le retirara su derecho de asilo, en virtud de una orden de arresto británica de 2012, por acusaciones de violación y agresión sexual en Suecia, y de una demanda de extradición estadounidense por "hackeo informático".

Assange se niega a la extradición

"¿Acepta usted la demanda de extradición?" le preguntó el juez Michael Snow durante su comparecencia judicial.

En el 'box' de los acusados, Assange, vestido con una chaqueta negra, los largos cabellos atados atrás en una cola de caballo, y con una larga barba blanca, respondió de forma negativa. La demanda estadounidense será así examinada en una audiencia el 2 de mayo.

El australiano va a "pelearse" contra esta demanda de extradición, declaró después de su comparecencia su abogada Jennifer Robinson. Para esta letrada, la detención de Assange "crea un peligroso precedente para los órganos de prensa y para los periodistas" de todo el mundo.

Assange está acusado de haber ayudado a la exanalista de inteligencia estadounidense Chelsea Manning a obtener la contraseña para acceder a miles de documentos clasificados como ultrasecretos. La plataforma WikiLeaks de Assange difundió cientos de miles de documentos secretos del ejército y la diplomacia de Estados Unidos.

Tras su detención, el Departamento de Justicia estadounidense anunció que pidió su extradición para juzgarlo por "conspiración para cometer intrusión (hackeo) informática", por lo que puede ser condenado hasta a cinco años de prisión en Estados Unidos.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo