Aprueban sin discusión enmiendas al Código Civil

Carmelo Ríos aseguró que habrá un denso proceso de evaluación en el Senado

Por María de los Milagraos Colón

La Cámara de Representantes aprobó ayer, sin discusión, un bloque de enmiendas al Código Civil dirigido principalmente a  la relación entre las iglesias y el Estado, aunque también aborda los derechos del concebido y modifica criterios para la adopción.

En este último caso, establece que una pareja que no esté casada y quiera adoptar, deberá demostrar “una estabilidad de convivencia afectiva de, al menos, dos años” y tendrá que cumplir con otros requisitos descritos en el Artículo 603 del código.

Pero ese punto no fue el de mayor controversia. Otra de las enmiendas está en el destaque de que las iglesias “se regirán en sus asuntos internos de acuerdo  con su doctrina, dogmas, costumbre y leyes internas (…)”.

Según el representante independentista Denis Márquez Lebrón, en ese aspecto la enmienda es imprecisa y ambigua.“Le da una desvinculación exagerada a esas instituciones [con relación a] las leyes y a la realidad del país, y eso es preocupante porque las iglesias participan de diversas dinámicas: actividades comerciales, laborales y sociales, que levantan en uno preocupación y objeción”.

En contraste, el portavoz de la mayoría novoprogresista, Gabriel Rodríguez Aguiló, defendió que se trata de darle garras a la separación Iglesia-Estado.

Las enmiendas, solicitadas por el presidente cameral Carlos “Johnny” Méndez, ocurren a la vez que está en veremos la reconsideración del veto del gobernador Ricardo Rosselló a los proyectos relacionados con libertad religiosa y las limitaciones al derecho del aborto.

También establece “derechos esenciales” de la persona natural: dignidad, honor, libertad de pensamiento, etcétera.

Disputa por el proceso

El lunes pasado, la Cámara solicitó al Senado la devolución de la medida para reconsiderarla. El miércoles, se accedió a devolverla, y ayer jueves, se aprobaron diez páginas de enmiendas sin discusión alguna, restando a los representantes su capacidad de cuestionar a la comisión por qué consideraron necesarios los cambios.

Ante reclamos de la minoría, Rodríguez Aguiló defendió que, “en el trámite legislativo, cuando tú reconsideras una medida, no la discutes, no hay una obligación de tú discutirla. Sencillamente, se reconsidera y se aprueba”.

Sin embargo, a juicio de Márquez Lebrón, el Código Civil merece un trato menos liviano por tratarse “del conjunto de leyes más importantes en las relaciones humanas”.

“Aquí hay proyectos de ley sencillos, que uno puede entender que se les hagan cambios en sala a última hora (…), pero todo aquí se traen enmiendas que uno no ha discutido, se eliminan párrafos extensos de la exposición de motivos y se hacen cambios al proyecto de ley”, argumentó.

De cara al Senado

El portavoz de la mayoría, Carmelo Ríos Santiago, previó otro denso proceso de evaluación de la medida en el Senado y, por su parte, defenderá cambios en lo relacionado con la maternidad subrogada.

Loading...
Revisa el siguiente artículo