¿Qué sigue ante las protestas de los Chalecos Amarillos en Francia?

Después de los enfrentamientos y escenarios de violencia en París, el gobierno de Macron evalúa sus opciones para responder

Por Miguel Velázquez

Francia evalúa el uso de militares para la vigilar edificios gubernamentales tras los episodios de violencia de manifestaciones anteriores.

Benjamin Griveaux, portavoz del Ejecutivo, explicó en una conferencia de prensa que estos soldados, que forman parte de la misión antiterrorista Sentinelle, estarán "en posiciones estáticas".

El 17 de marzo (sábado número 18 de protestas), se registraron intensas escenas de violencia en París. Los manifestantes asaltaron y vandalizaron comercios; hechos por los cuales hubo cerca de 200 detenidos ese día.

Después de aquella jornada, el gobierno francés prohibió las manifestaciones en Campos Elíseos, una de las principales avenidas parisinas, lo que dio lugar a una serie de huelgas en el país.

Para conocer más sobre la situación francesa, Metro habló con Ben McPartland, editor del sitio de información The Local France”, quien ofreció su visión sobre el tema.

Q&A:

¿En qué punto están las protestas de los Chalecos Amarillos ahora?

–Si comparamos el movimiento ahora con cuando comenzó en noviembre de 2018, es mucho más pequeño. La mayoría de las rotondas que fueron ocupadas por manifestantes de Yellow Vest en Francia han sido despejadas. Las protestas de los sábados que todavía suceden en las ciudades más grandes del país, son un robo a los chalecos amarillos militantes unidos por parte de grupos anarquistas con intención de violencia. Las bases de las protestas se han marchitado.

¿Cuál fue el impacto de las políticas de Emmanuel Macron?

–El presidente ofreció una serie de concesiones antes de Navidad, incluyendo detener un aumento planificado en el impuesto a los combustibles, aumentar el salario mínimo y recortar los impuestos para los trabajadores que trabajan en horas extras y también para los jubilados. Esas concesiones persuadieron a muchos a terminar con sus protestas.

Ben McPartland, editor del sitio de noticias francés The Local France Ben McPartland, editor del sitio de noticias francés The Local France / Foto: Cortesía

También ha celebrado una consulta nacional (llamada Gran Debate) en los últimos meses que ha ayudado a aumentar sus índices de aprobación. Pero un número incondicional de manifestantes de chalecos amarillos que todavía tienen muchas demandas continúan y se niegan a poner fin a sus protestas. Están exigiendo cosas como referendos de ciudadanos que Macron es poco probable que les conceda.

Las manifestaciones de los “Chalecos Amarillos” fueron prohibidas recientemente en Campos Elíseos…

– La prohibición solo entrará en vigor si los manifestantes violentos comienzan a reunirse en estas áreas. Por lo tanto, los Chalecos Amarillos aún pueden ser capaces de protestar siempre que la policía los considere pacíficos. Si se prohíben las protestas, es poco viable que se eviten problemas, ya que es probable que la violencia se produzca pero en otros lugares. Esto es lo que algunos manifestantes más ‘hardcore’ del moviento han expresado.

¿Qué se puede esperar en el futuro?

–Depende mucho de cómo reaccionen los Chalecos Amarillos ante la violencia del fin de semana pasado. Alrededor del 80% de los franceses están en contra de la violencia. El número de personas que se presenten a las protestas probablemente volverá a bajar. Sin embargo, seguirá habiendo ‘manifestantes hardcore’ y la policía tendrá nuevos poderes y tácticas para lidiar con ellos. Podemos esperar que [los policías] sean mucho más proactivos si estalla la violencia en lugar de quedarse a un lado y observar el saqueo. Están bajo presión para evitar problemas y podemos esperar una respuesta de mano dura.

Quizás las protestas se hagan más pequeñas y menos violentas en los próximos fines de semana. Sin embargo, cualquier política gubernamental impopular podría desencadenar la violencia, nuevamente.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo