“Una Legislatura que no representa a nadie”, Manuel Natal

El representante analiza las divisiones en el partido de gobierno tras las controversias que separan a conservadores y progresistas

Por María de los Milagros Colón Cruz

A juicio del representante Manuel Natal Albelo, las medidas sobre el aborto, la libertad religiosa y los derechos de la comunidad LGBTTQ+, que han subrayado las diferencias en el gobierno del Partido Nuevo Progresista (PNP), “demuestran que no funciona la forma en que nos hemos organizado y nos hemos dividido como agrupaciones políticas”.

“Hay personas que están en el PNP y lo único que tienen en común con esta Cámara de Representantes, con este Senado, es que son estadistas. Pero más allá de eso, cuando los que los representan votan, votan en contra de sus intereses como LGBTT, como trabajadores y trabajadoras, como universitarios o pensionados”, analizó en entrevista con Metro.

Natal Albelo salió de un Partido Popular Democrático (PPD) fragmentado y se bautizó “independiente”, para siete meses después anunciarle al país que es parte del Movimiento Victoria Ciudadana. Una de las controversias de entonces sigue sin resolverse: el estatus.

A juicio del legislador, “el estatus es importante. Tenemos que descolonizar a Puerto Rico, pero ese no puede ser el único tema por el cual nos encontremos en un mismo espacio, porque si es así, va a pasar lo que está pasando en este momento, que tienen una Legislatura que no representa a nadie”.

En el PNP, donde militan personas que se identifican con el Partido Republicano y con el Demócrata, chocaron fuerzas la semana pasada con la discusión del veto del gobernador Ricardo Rosselló al proyecto del Senado 950, que limita el derecho al aborto, el de la Cámara 1018 para la “restauración de la libertad religiosa”, y su orden ejecutiva para prohibir las terapias de conversión”.

El pastor René Pereira cuestionó la semana pasada en sus redes sociales:  “Y ahora, ¿por quién votaremos?”. Además, dijo en entrevista radial que confía en que habrá más candidaturas y que no descarta la organización electoral de comunidades religiosas.

“Mientras el país tenga más alternativas que representen la diversidad del pueblo, mejor. Lo que no puede pasar es que se utilicen las estructuras actuales de los partidos tradicionales y que, al final del día, los perdedores y los ganadores siempre son los mismos”, opinó Natal Albelo haciendo referencia a comunidades marginadas y a los trabajadores.

Loading...
Revisa el siguiente artículo