HEEND hace desobediencia civil en el Departamento del Trabajo

Un grupo de la HEEND hacen una desobediencia civil pacífica

Por Cybernews

Integrantes de la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (HEEND) efectúan la mañana del martes un acto de desobediencia civil pacífica en el Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH) para reclamar que los oficiales de esa agencia asuman su deber de mediar en la negociación colectiva, ya que desde el 26 de febrero no citan a una reunión con la Universidad de Puerto Rico (UPR).

“Llevamos tres años en la negociación del convenio colectivo, no hemos implantado el voto de huelga aprobado por la matrícula porque en todo momento apostamos al diálogo. Pero, aquí tiene que haber respeto y compromiso real de la administración universitaria y del Departamento del Trabajo”, señaló el vicepresidente de la HEEND, José Torres Rosario en declaraciones escritas.

Manifestó que el acto de desobediencia civil pacífica consiste en que un grupo reducido, de no más 15 personas, permanece sentado en la entrada principal del DTRH. Esa dependencia tiene una segunda entrada lateral que da libre acceso a quienes quieran utilizarla.

La secretaria de Información de la Heend, Christie Capetta Suro, explicó que pese a que el presidente de la UPR, Jorge Haddock, dice a los medios que está en la mejor disposición y que está bien cerca lograrse un acuerdo, desde el 28 de febrero el Negociado de Conciliación y Arbitraje no ha citado a los comités negociadores de ambas partes a sentarse a la mesa.

“Acudimos a la mediación en noviembre y todo el proceso ha sido extremadamente cuesta arriba para lograr que el comité del patrono se siente a negociar. Hace unas semanas ha habido unos acercamientos extraoficiales entre abogados. Pero, no se ha citado a una reunión formal de negociación”, apuntó Capetta Suro.

La portavoz dijo que el pasado primero de marzo la HEEND promovió una reunión con funcionarios del DTRH para expresar la molestia con el proceso y solicitó un cambio en la persona mediadora porque no se ve compromiso de hacer que las partes lleguen a un acuerdo. “Ya se va acabando el mes y no nos han citado todavía, de manera que recurrimos a la desobediencia civil pacífica”, puntualizó.

Torres Rosario añadió, por otro lado, que el convenio colectivo no conlleva aumentos salariales pese a que los sueldos son bajos e incluso en atención a la situación económica, aceptaron renegociar varias cláusulas.

“Mientras aquí hay dinero para aumentos (diferenciales) de salarios a secretarios del gabinete, para escoltas y sus horas extra, para el jugoso salario del presidente de la UPR y de sus ayudantes, se atropella a empleados, profesores y estudiantes”, denunció el vicepresidente.

De otra parte, la secretaria de Información de la HEEND indicó que ya es tiempo que el presidente Haddock y la Junta de Gobierno soliciten a la Junta de Control Fiscal (JCF) y al gobierno de Rosselló que se declare la UPR como un servicio esencial y se reduzcan los recortes.

Loading...
Revisa el siguiente artículo