A paso lento el arreglo de los focos en las carreteras

La AEE contrató esta semana a nueve compañías que se unirán a los esfuerzos para restablecer el sistema de luminarias tras el azote de María

Por María de los Milagros

Año y medio después del paso del huracán María, aún falta por reparar más del 50 % de las luminarias impactadas que están a cargo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), y apenas se trabaja con el 40 % de aquellas bajo la jurisdicción de la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT).

Según el ingeniero Carlos Alvarado Torres, jefe de Operaciones Técnicas de la AEE, 68,718 postes de luz ya se han reparados en las siete regiones operacionales. El número suma poco menos del 47 % de los 148,000 que sufrieron daños. La AEE maneja unos 470,000 focos.

Esta misma semana, eligieron nueve empresas privadas que se integrarán a las labores de reparación con 80 equipos de trabajo.

Para esta inversión separaron cerca de $15 millones. Sobre el costo total de la operación, Alvarado Torres no tuvo los datos a la mano, pero explicó que al inicio se estimó entre $35 y $40 millones.

Además, once municipios trabajan junto a la AEE poniendo la mano de obra para la reparación, mientras que la agencia se encarga del equipo técnico. Algunos de ellos son  Bayamón, Villalba y Juana Díaz.

“Esperamos, con la labor de las compañías privadas, los municipios y la Autoridad, que, en aproximadamente, tres meses se habrá reparado la totalidad de las luminarias”, precisó Alvarado Torres en entrevista telefónica.

Una de las regiones más avanzadas en los arreglos es Carolina, con 80 % de reparación. Mayagüez está en alrededor de un 70 % y el resto del país, entre un 40 % y un 50 %, como es el caso de San Juan que, aunque es la región más pequeña, es la más densa.

Según el ingeniero, la más afectada fue Caguas, que comprende desde la costa este con Naguabo, Humacao y Yabucoa hasta el centro, con Orocovis.

En el caso de la ACT, la totalidad de la reparación tomará más tiempo, aunque son menos los focos a su cargo.

Hasta noviembre del año pasado, tenían 881 postes sin reparar. A la fecha, más de 350,  un 40 % de ellos, se atienden como parte de iniciativas de reconstrucción más abarcadores.

Según la directora ejecutiva de la ACT, la ingeniera Rosana Aguilar, trabajan con ocho proyectos para atender las luminarias entre otros elementos de carreteras como repavimentación y reparación de barreras.

Tres de ellos están en construcción en la PR-76, de Carolina a Río Grande, en la PR-52, la Autopista Luis A. Ferré, y en la PR-30. Los otros cinco deberán comenzar en verano. Es decir, la reparación de un 60 % de los focos a cargo de ACT se atenderán a partir de verano.

“Los proyectos restantes los tenemos en diseño. Sabemos la envergadura del impacto del huracán María en los diferentes componentes de la estructura vial, incluyendo el alumbrado, la rotulación, y otros; así que nos dimos a la tarea de atender primeramente lo que fue abrir brechas y caminos, instalación de puentes (y otros)”, dijo Aguilar.

Ese primer esfuerzo se atendió con unos $142 millones asignados por el Gobierno federal para la recuperación.

Sin embargo, la funcionaria estimó que el gasto total para la reparación y construcción de carreteras, incluido el alumbrado, es de unos $550 millones.

Con un segundo desembolso de $132 millones se aprestan a desarrollar los ocho proyectos.

Aunque la AEE sí se planteó una estrategia de reparación de focos que se concentra únicamente en esa tarea, Operaciones Técnicas ha enfrentado un reto de mano de obra.

En una vista pública a finales del año pasado, Alvarado Torres ya venía advirtiendo que había poco personal técnico para atender el problema, y establecieron el plan de intervención de acuerdo con  ello.

“La matrícula de nosotros ha bajado drásticamente, pero el plan prácticamente no se ha tocado”, insistió.

Loading...
Revisa el siguiente artículo