Mujer ahoga a sus hijos tras encerrarlos en su auto y meterlo en un río

Según la mujer sólo fue por dos minutos a la tienda, sospechoso teniendo en cuenta que dejó el auto al borde de un río y con las llaves puestas

Por Catalina Diéguez

Carolina del Norte – La crueldad no tiene límites en este mundo, así lo demostró una mujer que abandonó a sus tres en su auto, que luego metió en un arroyo. Sin embargo la mujer, una vez fue arrestada por las autoridades, aseguró que los había dejado en el auto, mientras "corría" a la tienda para hacer algunas compras.

El Clarion-Ledger informó que la policía de Leland acusó el lunes a Jenea Monique Payne de dos cargos de homicidio negligente y uno de negligencia infantil.

De los tres niños que se encontraron al interior del vehículo, uno fue rescatado con vida cuando el auto de Payne flotaba río abajo. Lamentablemente sus dos hermanos no corrieron la misma suerte. Los cuerpos de Steve Smith, de 4 años, y Rasheed Johnson Jr., de uno, fueron hallados dos horas más tarde por rescatistas que incluían al jefe del Departamento de Bomberos de Leland.

Luego de esto la mujer, de 25 años,  fue detenida en Mississippi. Durante el interrogatorio, Payne aseguró reiteradamente que simplemente había ido a comprar a una tienda por "10 minutos", según señaló NBC News.

Encuentro la versión de la mujer muy sospechosa

Sin embargo la policía no se convence de esta versión de los hechos. La razón es que la joven, que supuestamente había dejado a los niños durmiendo dentro del auto, había dejado las llaves puestas. Según una de las explicaciones que Payne intentó dar fue que probablemente su hijo mayor, que estaba en el asiento del copiloto hecho andar el vehículo.

Lo cual es realmente sospechoso si consideramos que era un niño de cuatro años, que supuestamente estaba durmiendo cuando ella se fue.

El otro punto importantísimo es porque una madre que dejó a sus pequeños durmiendo, estacionaría el auto al borde de un arroyo correntoso y con las llaves puestas.

Pese a los intentos de los rescatistas que se lanzaron al agua para intentar romper los vidrios,  sólo pudieron rescatar a Raelynn Johnson de dos años.

Cuando se le pregunto a la joven madre que le parecía ser condenada por homicidio negligente, ella dijo: "el cargo en mi contra no es el problema, perder a mis hijos es un problema. Es una cosa terrible", consignó Clarion Ledger.

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo