Leve tregua a fuga de médicos especialistas

Aunque no subsana la escasez en la clase médica, la mayoría de las especialidades han observado algún aumento

Por María de los Milagros

Luego de años en baja constante, el 2018 cerró con un leve aumento de médicos especialistas en la mayoría de las categorías en Puerto Rico.

Según datos del Colegio de Médicos y Cirujanos, en comparación con 2017, algunas de las especialidades que han recuperado galenos son hematología (de 18 a 27), hematología y pediatría oncológica (de 1 a 8), cirugía general (de 219 a 223), cirugía ortopédica (de 99 a 105), cirugía traumática (de 1 a 3), cirugía urológica (de 84 a 87), dermatología (de 55 a 65), y endocrinología (de 29 a 33),

También hubo aumento de médicos especializados en medicina de familia (de 376 a 395), medicina física y rehabilitación (de 158 a 172), radiología diagnóstica (de 131 a 148), siquiatría (de 347 a 366), obstetricia y ginecología (de 374 a 389), y pediatría (de 819 a 885).

En cuanto a cardiología y cardiología pediátrica, unas de las especialidades más críticas, ambas aumentaron de 6 a 7 médicos.

Sin embargo, este crecimiento no acerca los números a los de 2015. Por ejemplo, pediatría contaba entonces con 2,191, o 1,306 más de los que ejercieron en 2018. En el caso de obstetras y ginecólogos, había 1,014, o 625 más que en la actualidad.

Según el presidente del colegio, el doctor Víctor Ramos, “se han seguido yendo, pero a un ritmo más estable. El bonche que se iba a ir probablemente ya se fue, porque bajamos de 14,000 a 9,000 médicos”.

“Pero, ciertamente, no estamos teniendo tantos (médicos) nuevos porque los que se van a especializar (fuera del país) no regresan y eso nos crea un disloque”, agregó.

Para Ramos, quien es pediatra, los créditos contributivos que otorgó el gobierno de Ricardo Rosselló a ciertos médicos pudo haber aportado a que un puñado de ellos se quedara en el país.

“Alrededor de 2,500 se acogieron de los 3,000 que cualificaban porque a la mayoría nos dejaron afuera: 6,000 de los 9,000 médicos estaban excluidos”, explicó.

Según el presidente cameral de la Comisión de Salud, Juan Oscar Morales, también han regresado algunos que emigraron  tras el paso del huracán María.

Médicos generalistas; los grandes perdedores

A pesar de que la medicina general no es la única especialidad que aún en 2018 perdió galenos, sí fue una de las que recibió el mayor golpe, y vislumbran que la situación no mejorará.

De 5,875 médicos generalistas que había en 2017, 2018 cerró con 3,786. Esto representa una reducción de 35.5 %. Pero en 2015, había 9,261. Además, no son considerados como “médicos cualificados” para recibir una tasa fija de contribución sobre ingresos de 4 %, como establece la “Ley de Incentivos Para la Retención y Retorno de Profesionales Médicos”.

Según Ramos, el panorama se complica tras el reciente anuncio de que médicos sin reválida podrán atender pacientes bajo supervisión de un médico licenciado.

“Te dicen que son demasiados generalistas, internistas en seis regiones y pediatras en San Juan, así que no les dan crédito contributivo. Pero, por otro lado, dicen que no hay suficientes médicos primarios y que van a poner physician assistants”, cuestionó el doctor argumentando que el efecto será desplazar a los primarios y aumentar su éxodo.

El colegio cabildea para expandir las concesiones contributivas a todos los médicos, cosa con la que Morales no está de acuerdo. Sin embargo, sí apoya que el decreto se extienda a dentistas, médicos generalistas y pediatras que operan en San Juan (los del resto de la isla sí cualifican).

La Cámara espera por la opinión del Departamento de Hacienda para tomar una decisión, según el representante.

Loading...
Revisa el siguiente artículo