Empleada doméstica es despedida por tener cáncer

El cruel caso se registró en Hong Kong

Por Metro PR

Una empleada doméstica filipina fue despedida de su trabajo tras ser diagnosticada con cáncer en Hong Kong.

Fue en enero que a Baby Jane Allas, de 38 años, le diagnosticaron cáncer de cuello uterino en estadio tres.

La mujer lloraba al hablar de la carta de despido que le dio la familia para la que trabajaba, pues implicaba que no podría rembolsar los gastos médicos. "Motivo del despido: diagnóstico de cáncer de cuello uterino", lee la carta a la que tuvo acceso la AFP.

El despido también le obliga a abandonar el territorio en un plazo de 15 días.

"Quiero terminar mi contrato. Tengo cinco hijos, solo me tienen a mí, soy madre soltera", indica Allas muy conmocionada.

Según reseño AFP, las empleadas domésticas son un pilar de la economía de la ciudad, estas se ocupan de cuidar a los hijos y de la casa mientras los padres trabajan.

La mujer reveló parte de las injusticias que vivió con la familia de origen paquistaní para la que trabajaba, según Allas, estos le ordenaban realizar tareas incluso durante su único día de descanso en la semana, y además sólo podía comer de los restos de comida que quedaban en la nevera.

"Mi vecina me daba fideos, era muy buena conmigo, me decía 'Oh ¿qué te ha pasado? Pareces débil, has adelgazado"", recuerda Allas.

De acuerdo con la AFP intentó contactar con la mujer para la que trabajaba Allas, pero fue en vano.

A pesar de esta situación, Allas quien tiene una hermana que trabaja para una familia estadounidense, acogieron a Baby Jane, y la ayudaron a poner una denuncia por el despido y a organizar en internet una campaña de recaudación de fondos para pagar los gastos médicos, que al momento han recaudado 34,000 dólares.

Sgún la  AFP, en la página web, Jessica Cutrera explica que a su familia "le encantaría darle empleo pero que no puede obtener un nuevo contrato debido al estado avanzado del cáncer. Hemos conseguido una prolongación del visado pero este visado no le otorga derecho al sistema de salud pública".

Por su parte, el ministerio de Trabajo declaró a la AFP que le ofrecerá "una ayuda adecuada".

Se informó que Allas pidió ayuda a la Comisión sobre la Igualdad de Oportunidades, cuyo organismo gubernamental se negó a comentar el caso pero recalcó que es ilegal despedir a un empleado debido a una condición de salud.

"Las discriminaciones contra los empleados de baja por una discapacidad o para recibir tratamientos médicos son preponderantes" en Hong Kong, reconoce.

Baby Jane espera que las autoridades la defiendan.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo