Preocupación entre anfitriones de Airbnb

Este segmento de la industria de alquileres a corto plazo participará de las vistas públicas en San Juan, a fin de que no se apruebe la ordenanza municipal que regularía su operación

Por Miladys Soto

A los dueños de propiedades que son utilizados en la plataforma digital Airbnb les preocupa que la Legislatura Municipal apruebe el Proyecto Número 24 con las regulaciones tal como se propusieron inicialmente, afirmó Juan Ruiz, anfitrión de una empresa que maneja varios apartamentos junto con su esposa.

“Todos los dueños están preocupados porque saben que, si eso pasa, yo no podría manejarles sus apartamentos porque estaría violando la ordenanza”, comentó Ruiz sobre la medida, que propone el establecimiento de tres tipos de licencia, la obligación de pagarle al municipio el 3 % del ingreso bruto, así como multas por incumplimiento.

Ruiz, quien estudió Pedagogía, compartió que lleva tres años administrando apartamentos de otras personas como alquileres a corto plazo. “Este es un trabajo que hacemos mi esposa y yo. Tenemos tres personas adicionales trabajando con nosotros, todos residentes del Viejo San Juan y La Perla”, agregó.

De igual forma, declaró que “si la ordenanza pasa como está escrita, yo tengo que cerrar el negocio y despedir los empleados porque, para empezar, nos limitan a tener, a ser anfitrión de solamente dos apartamentos”. Ruiz comentó que notó desconocimiento sobre el negocio de alquileres a corto plazo en el lenguaje de la ordenanza, como la exigencia de un mínimo de dos noches para ofrecer el servicio.

Además, el anfitrión destacó que está de acuerdo en que se regule como a cualquier otro negocio, pero no como está el proyecto en la actualidad. “Yo estoy dispuesto a que lo regulen como cualquier otro negocio, la patente municipal, con los impuestos que uno, cualquier dueño de negocio regular, tiene que pagar. Es un negocio, pero no que nos pongan unos requisitos adicionales a los que se le ponen a la operación de cualquier negocio”, opinó.

Airbnb propone escuchar a los locales antes de aprobar legislación

Con su planteamiento coincidió Rachel DeLevie-Orey, portavoz de Política Pública de Airbnb para Centroamérica y el Caribe. “Reafirmamos que creemos en la reglamentación que apoya nuestra comunidad, mientras atienda las preocupaciones locales, en lugar de obstaculizar el crecimiento económico”, comentó a Metro en declaraciones escritas.

Además, exhortó a los anfitriones a que participen del proceso de vistas públicas que la Legislatura Municipal de San Juan iniciará hoy y que seguirá toda la semana. “Exhortamos a todos los anfitriones de Airbnb, parte central que sería afectada por cualquier pieza legislativa que regule el alquiler a corto plazo en San Juan, a que acudan a las vistas públicas para que compartan sus experiencias. En Puerto Rico, 5,000 anfitriones dieron la bienvenida a unos 386,500 huéspedes durante el 2018. Compartir los hogares fomenta un turismo saludable y sustentable, el cual ha sido instrumental en Puerto Rico y ha posicionado el turismo como una herramienta de recuperación económica”, destacó DeLevie-Orey.

Loading...
Revisa el siguiente artículo