Ayudante general inicia pesquisas internas en la Guardia Nacional

En entrevista con Metro, el recién confirmado ayudante general de la Guardia Nacional repasó su objetivos y retos frente a la entidad, a la vez que apuesta a devolverle la credibilidad al cuerpo, que se ha visto involucrado en múltiples señalamientos por parte de autoridades estatales y federales

Por Lyanne Meléndez

A diez días de ser confirmado por el Senado y con un panorama amplio de los asuntos, el ayudante general de la Guardia Nacional, José J. Reyes, afirmó que su prioridad frente a ese cuerpo será devolverle la credibilidad, en medio de señalamientos que han salpicado a ese ente, tanto a nivel estatal como federal.

Asimismo, anunció que a nivel interno iniciaron una investigación para atender las denuncias que han salido públicamente como supuestas alteraciones a nómina por parte de guardias activos durante la emergencia, nepotismo y otorgamiento de contratos sin el proceso de ley.

Mientras, defendió la respuesta ofrecida por la Guardia durante la emergencia, al señalar que la situación de los vagones perdidos fue mínima considerando que se gestionaron 12,500, lo que representa un 99 %, por lo que clasificó la gestión de A.

“Creo que mi principal prioridad es devolverle la credibilidad al pueblo de Puerto Rico del compromiso inquebrantable de los hombres y mujeres de la Guardia Nacional al servicio de nuestra gente y de nuestra nación. Esa es mi prioridad, y para eso mis prioridades son el aprestamiento de las tropas, el aprestamiento de los equipos, la preparación para la temporada de huracanes que se avecina”, explicó el general en entrevista con Metro.

De hecho, sostuvo que tendrán un ejercicio de simulacro del 11 al 14 de marzo, que contará con la presencia del teniente general Jeffrey Buchanan y la excirujana general de Estados Unidos, Antonia Coello de Novello, así como otro liderato del Negociado de Guardias Nacionales. “Estamos retomando la estructura de apoyo para la próxima temporada de huracanes… Todas las lecciones aprendidas las vamos a poner en ejecución y vamos a prepararnos y capacitarnos mejor para apoyar al pueblo de Puerto Rico”, expuso, al añadir que trabajará hasta lograr las metas de la Guardia Nacional, que este año cumple su centenario.

Reyes afirmó que la entidad cuenta con el presupuesto para ejecutar sus planes ya que es mayormente federal, con $300 millones, y $20 millones asignados por el Estado. Aparte de eso, recibieron un presupuesto para infraestructura y recibieron $495 millones para los proyectos de reconstrucción. “Se están haciendo los pliegos de subasta y todos los planos para hacerlas públicas y que los contratistas de Puerto Rico participen. Además, se nos asignaron $80 millones para relocalizar Army Aviation”, sostuvo.

En cuanto a la unidad en la Base Muñiz, hace años no han tenido una misión federal, es decir, que “no pueden ir a combate”. “Nuestros aviones no estaban equipados para ir a combate, así que la misión que ellos hacían era de carga, movimiento de personal”, explicó. El liderato de la Guardia acompañó al gobernador a una visita a la secretaría del Air Force para expresar la necesidad de que a Puerto Rico se le asigne una misión aérea, de vuelo, porque en “el paso del huracán Irma ayudamos a mover personas de las islas a Puerto Rico y Estados Unidos. Si hay una emergencia en Puerto Rico, es inminente la necesidad que tengamos aviones aquí en Puerto Rico. Hay una necesidad de aviones más recientes, menos antiguos”.

“Entre los 54 estados y territorios, la flota de nosotros era la más antigua, sobrepasaban los 60 años. Los aviones de nosotros datan de los años 50. Típicamente, de los aviones del Air Force, el promedio es 27 años”, dijo.

Sobre la respuesta al huracán María estableció que se distribuyeron más de 90 millones de botellas de agua, más de 50 millones de comidas individuales, se purificaron más de 200 mil galones de agua y se distribuyeron diarios. “La logística que nosotros movilizamos sobrepasó los 12,500 vagones. Los famosos vagones que se nos señalan, entre 8 y 10 vagones, nosotros distribuimos sobre 12,500 y no hay excusa, se supone que nosotros mantengamos total control de todos esos vagones, pero si se pone en términos porcentuales, 10 de 12,500 en medio de una crisis, es menos del .001. En cualquier escuela es una nota de A de 99 %”, destacó el funcionario.

Recalcó que “dos o tres personas que hayan cometido errores durante ese proceso y se haya señalado públicamente el año pasado, ciertamente no son reflejos de los cientos y miles de hombres y mujeres que se dedicaron en cuerpo y alma a servir”.

De igual manera, se expresó con relación a los casos que se han reportado públicamente de supuestas corrupciones, nepotismo, entre otros, al afirmar que inició una investigación. “Hemos iniciado unas investigaciones adicionales a las que hizo el general Isabelo Rivera. Esas investigaciones están en proceso actualmente y estoy en espera”, informó. El ayudante general espera que en dos meses se concluya con la investigación.

“En esta organización, no hay espacios para papas podridas ni hay espacio para corrupción, esta es una organización de valores y principios”, argumentó Reyes.

En torno a la investigación del FBI de posible corrupción en el cuerpo militar, explicó que tan pronto el exayudante general advino en conocimiento y realizó la pesquisa, refirió a las autoridades federales el caso. “Él hizo lo que estaba obligado a hacer como ayudante de la Guardia Nacional”, expuso.

Además dio a conocer que se comunicó con la Oficina de Ética Gubernamental y Contraloría para solicitarles charlas y educación, así como un contrato para preparar un plan de readiestramiento y capacitación al personal sobre lo que es correcto, cómo llevar los trabajos a cabo, entre otros.

Loading...
Revisa el siguiente artículo