Piden reconsideración a Boston sobre decisión de mantener válidas acciones tomadas por la Junta

El presidente de la UTIER, Ángel Figueroa Jaramillo explicó que en la demanda que presentó el sindicato, además de buscar probar la inconstitucionalidad de los nombramientos, habían solicitado la anulación de las determinaciones previas de la Junta y la suspensión de sus operaciones

Por Metro PR

La UTIER detalló hoy que pedirá una reconsideración al panel de jueces que preside el juez Juan Torruella para que se declaren inválidas las acciones tomadas por la Junta de Control Fiscal y se suspendan sus operaciones ya que el mismo Tribunal de Apelaciones emitió una sentencia que determinó que los nombramientos de los miembros de la Junta de Control Fiscal son inconstitucionales por haber sido nombrados sin cumplir con el procedimiento establecido en la Cláusula de Nombramientos de la Constitución de los Estados Unidos.

El presidente de la UTIER, Ángel Figueroa Jaramillo explicó que en la demanda que presentó el sindicato, además de buscar probar la inconstitucionalidad de los nombramientos, habían solicitado la anulación de las determinaciones previas de la Junta y la suspensión de sus operaciones.

“En nuestra demanda queríamos demostrar que los nombramientos eran inconstitucionales, eso ya lo logramos, pero también pedimos que se dejaran sin efecto las acciones y decisiones que había tomado la Junta y que suspendieran su operaciones, y eso es lo que nos falta lograr. Por eso, hemos tomado la determinación junto a nuestro equipo legal de pedirle al juez Torruella y al panel de jueces que preside que reconsidere la decisión de dejar sin efecto lo realizado por la Junta, porque si ilegales son sus nombramientos, igual de ilegales son sus acciones” expresó Figueroa Jaramillo.

Por su parte, el licenciado Rolando Emmanuelli Jiménez, representante legal de la UTIER, explicó que la determinación del Tribunal de no anular las decisiones de la Junta y mantener su funcionamiento se basó en la doctrina de oficial de facto bajo la premisa de que los miembros de la Junta actuaron en sus posiciones sin la apariencia de ser intrusos o usurpadores de esos cargos, con buena fe y que sus puestos nunca estuvieron bajo ataque.

“Los miembros de la Junta supieron que sus nombramientos estaban seriamente cuestionados por motivos constitucionales, cuando la UTIER presentó su demanda cuestionando su legitimidad para actuar. A partir de ese momento, no se puede argumentar que tuvieron buena fe para mantener sus posiciones sin que se pensara que eran intrusos y usurpadores, particularmente cuando la única defensa sustantiva que presentaron para oponerse a la reclamación de inconstitucionalidad fue la Cláusula de los Territorios interpretada por los desacreditados Casos Insulares. La situación se vuelve insostenible cuando se tiene en cuenta que después de la sentencia en este caso, no hay forma de alegar o sostener razonablemente la existencia de buena fe en el ejercicio de las funciones de la Junta y su ilegalidad continuará dañando los derechos de la UTIER y las pocas prerrogativas democráticas que le restan al Pueblo Puertorriqueño” explicó el licenciado.

Emmanuelli Jiménez argumentó también que el Panel del Tribunal ha pasado por alto o ha interpretado incorrectamente los hechos de este caso en relación con el requisito de buena fe de la doctrina del funcionario de facto. Por lo que también entiende, si el panel que preside el Juez Torruella no reconsidera, procede la celebración de una audiencia En Banc, es decir, del pleno del Tribunal, porque este caso implica una o más cuestiones de importancia fundamental que deben atenderse de manera urgente.

“Pediremos la reconsideración al pleno de jueces para argumentar que los miembros de la Junta continúan ejerciendo sus poderes absolutistas que ahora sabemos con certeza son nulos y sin valor. Por lo tanto, bajo estas circunstancias, no solo la Junta está actuando sin autoridad legal, sino que está en total violación de los derechos políticos y humanos de la UTIER y del pueblo de Puerto Rico” insistió Emmanuelli Jiménez.

Entre tanto, el presidente de la UTIER recalcó el logro del sindicato ante la  determinación del Tribunal de Apelaciones de Boston sobre el caso radicado y la importancia de llevarlo hasta las últimas consecuencias.

“La determinación que se logró con el caso que llevó la UTIER es un gran adelanto para todos los puertorriqueños y nos permite seguir demostrando que la Junta de Control Fiscal y sus acciones son inválidas e ilegales. Siempre les he dicho que no pierdan la fe, y si prevalecimos demostrando que los nombramientos eran ilegales, ahora prevaleceremos también demostrando que todo lo que le han hecho al pueblo es ilegal también” puntualizó Figueroa Jaramillo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo