Atentos al acoso sexual en la Universidad de Puerto Rico

Hay 73 quejas y 15 querellas alrededor de las unidades de la UPR, lo que levanta bandera entre los universitarios y la administración

Por Lyanne Meléndez

Al menos 15 querellas por hostigamiento sexual están en proceso de trabajarse en los recintos de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

Así lo revela el informe de febrero que rinde el presidente de la institución, Jorge Haddock, a la Junta de Gobierno, en el que también reporta un total de 73 quejas relacionadas con hostigamiento sexual, lo que podría incluir a estudiantes, profesores y personal. Ambas cifras fueron confirmadas por la presidenta del Comité Timón para Conducir Trabajos Empíricos sobre Hostigamiento Sexual en la UPR, Aileen Torres, quien destacó, además, que Haddock pidió a las unidades “un reporte formal detallado y actualizado, que incluya la fecha de apertura y cierre de caso, entre otros datos adicionales”.

De acuerdo con la presentación del presidente, el Recinto de Río Piedras es el más que reporta casos con 27 quejas y tres querellas, seguido por Mayagüez, donde hay 12 quejas y tres querellas, así como el Recinto de Ciencias Médicas, que tiene 11 quejas, pero ninguna querella. La unidad con más querellas registradas es Humacao, que tiene ocho querellas, además de tres quejas. El documento establece que no se recibió información de los recintos de Ponce ni Carolina. Aunque el informe hace la distinción entre quejas y querellas, el documento anterior, de enero, solo mencionaba las querellas, que en aquel momento registró 22, siendo los recintos de Mayagüez (8) y Río Piedras (5) los de mayor cantidad de casos en proceso para ese mes.

La situación de hostigamiento sexual ha sido una prioridad para el estudiantado. El representante estudiantil subgraduado ante la Junta de Gobierno, Efraín Rodríguez Ocasio, levantó bandera sobre las discrepancias en las cifras de enero y febrero, así como las diferencias entre las quejas y querellas. “La queja es cuando una persona va donde las oficinas correspondientes e informa sobre la situación, pero una vez tiene que pasar por una serie gestiones, se formaliza la querella”, explicó Rodríguez.

Planteó que “el por qué las víctimas no están completando el proceso o quizás no conocen suficiente el tema es algo que la Universidad de Puerto Rico tiene que estudiar”. Rodríguez Ocasio indicó que el Comité de Asuntos Estudiantiles de la Junta de Gobierno, estudiará la situación actual.

Señaló que la UPR tiene que “examinar los mecanismos para que toda víctima tenga el apoyo, para que se tomen las acciones correspondientes”. Reconoció que el presidente de la UPR tomó el tema en serio.

Así también lo afirmó Torres, quien sostuvo en declaraciones escritas que además del reporte solicitado a cada rector, el presidente propuso a la Junta de Gobierno “el nombramiento de un monitor de Protección y Seguridad que estaría velando por la aplicación de la política pública en contra del hostigamiento sexual a través de todo el sistema universitario”.

“Pese a que se ha reflejado menos de un 1 % de la población, el presidente de la UPR está tomando este asunto con mucho rigor y responsabilidad, pues se trata de una práctica repudiable e inaceptable, que no se puede tolerar en nuestra institución”, añade la declaración. Otras iniciativas desde el sistema son la creación de un comité Ad Hoc en la Junta Universitaria para evaluar la política institucional contra el hostigamiento sexual, celebración de talleres, preparación de una campaña de prevención y orientación, entre otras.

La presidenta del Comité que atiende esta problemática en la UPR explicó que las querellas y quejas responden a casos de hostigamiento en dos modalidades, según la política institucional. Estos son quid pro quo, el cual envuelve favores sexuales como condición o requisito para obtener beneficios en el empleo, estudio o servicio, y el otro es ambiente hostil u ofensivo de trabajo o estudio. “Tomando como referencia el estudio de prevalencia sobre hostigamiento sexual en el RUM, este reflejó que los casos más comunes se dieron entre pares. Es decir, estudiante a estudiante, docente a docente y no docente (empleado) a no docente”, explicó Torres.

Procuradora de la Mujer requiere información

La procuradora de las Mujeres, Lersy Boria, informó que han recibido información de casos y están fiscalizando en la UPR.

“Tenemos casos activos, pero por asuntos de confidencialidad no podemos ofrecer detalles, pero hemos enviado requerimientos de información a Mayagüez, Utuado, Aguadilla, Río Piedras y Cayey a raíz de casos o querellas que tenemos”, dijo a Metro la funcionaria, quien destacó que en octubre pasado se reunió con el presidente del primer centro docente del país para atender el tema de hostigamiento sexual.

La procuradora hizo un llamado a que si usted o alguien que conoce pudiera estar siendo víctimas de hostigamiento o violencia, puede llamar al 787-722-2977. Igualmente, si es miembro de la comunidad universitaria, visite la Oficina de Título IX de su unidad.

Loading...
Revisa el siguiente artículo