Gremios en Educación cuestionan alto gasto en batería de asesores

“Hay que cerrar escuelas porque no hay dinero para operarlas, pero hay dinero para contratos”, afirmó Aida Díaz, presidenta de la AMPR

Por David Cordero Mercado

La Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR) evalúa cuáles serán los próximos pasos que tomará el gremio ante lo que denunció como un “doble discurso” por parte de la secretaria del Departamento de Educación (DE), Julia Keleher, al comparar acciones como el cierre de escuelas en busca de ahorros, mientras se otorgan  millonarios contratos de asesoría.

“Hay que cerrar escuelas porque no hay dinero para operarlas, pero hay dinero para contratos”, afirmó Aida Díaz, presidenta de la AMPR.

“Es sorprendente que un funcionario tenga que tener tantos contratistas en una agencia que tiene personal suficiente para hacer el trabajo que están haciendo estos contratistas, quizás por una tercera parte o menos de lo que se están ganando ellos”, argumentó ayer en declaraciones a Metro.

La líder del gremio condenó el otorgamiento de contratos de consultoría por parte del DE, servicios por los cuales los asesores cobran hasta $250 la hora, mientras los maestros del sistema público de enseñanza reciben un salario base de $1,875 mensual, aproximadamente. Es decir, que hay consultores en el DE que, por siete horas y media  de trabajo facturadas, suman a su bolsillo la misma cantidad de dinero que gana un maestro en un mes.

Un análisis de Metro reveló ayer que la secretaria Keleher cuenta con, al menos, 45 asesores y que solo en contratos con dos firmas de consultoría e individuos particulares, desde julio de 2017 al presente, la titular ha otorgado casi $18 millones. 

“Aquí existen universidades como la Universidad de Puerto Rico, que tiene especialistas en distintas materias y que pueden dar el servicio, así que tenemos que repudiar el hecho de tanto contrato cuando el maestro está pasando tanta necesidad con un sueldo miserable y cuando hay personal de excelencia que podría hacer ese trabajo”, subrayó Díaz, al tiempo que reclamó acción por parte del gobernador Ricardo Rosselló y la Legislatura.

En esa misma línea, reaccionó la presidenta de la Federación de Maestros, Mercedes Martínez, quien calificó de “incompetente” a la secretaria Keleher e hizo un llamado a que se le exigiera a la titular rendición de cuentas por sus acciones.

“Si la secretaria de Educación necesita pagar 18 millones  (de dólares) en asesores para hacer lo que se supone que sea su trabajo, eso deja ver claramente que su puesto no es necesario”, argumentó, al tiempo que dijo el gobernador debía exigirle la renuncia a la titular del DE. 

“Es muy triste ver cómo aparece dinero para estos contratistas, pero no aparece dinero para un salario digno para los maestros y maestras de nuestro país”, manifestó Martínez.

Loading...
Revisa el siguiente artículo