Rescatan a grupo de niños que vivían en una "casa de horror" entre basura y excrementos

“Tratamos de hacer lo mejor para nuestros hijos. Simplemente no tenemos ayuda”, fue la insólita justificación del padre de los menores.

Por Camilo Henríquez

Cuatro niños de entre dos y cinco años fueron rescatados desde una verdadera “casa del horror” en Dallas en la que sobrevivían en condiciones inhumanas.

La horrible vida de los pequeños quedó al descubierto luego de que vecinos avisaran a la policía que un niño de cerca de 3 años estaba vagando, en medio del frío, por las afueras del edificio de departamentos con apenas una camiseta y un solo zapato, señala Fox 5 DC.

Cuando los uniformados llegaron, y luego de hacerse cargo del niño, entraron fácilmente al apartamento ya que la puerta estaba sin llave.

La imagen era dramática, ya que en el lugar había otros tres pequeños los que se encontraban entre basura, excrementos y botellas de alcohol.

La policía arrestó a Robert Preston, el padre de los menores, y en el registro de la detención se detallaba que el apartamento “apestaba a heces” y que los baños parecían “no haberse vaciado en semanas a pesar de que había agua”.

El lavaplatos estaba con agua a punto de caer al suelo y olía “como un animal muerto”. También había comida en descomposición flotando.

Según los uniformados, los pequeños tenían graves problemas de socialización y “patrones de lenguaje extraños”, que se comunicaba con “gestos y gritos” y que ni siquiera fueron capaces de decir sus propios nombres.

En una entrevista para Fox 4, Preston dijo que “les había enseñado sus nombres” a todos sus hijos pero tenían problemas de aprendizaje y que justo en el momento en que fueron los uniformados su novia había ido a casa de su madre, por lo que de haber estado en el departamento “no se hubiera visto así”.

El padre aseguró que iban a comprar muebles con la devolución de impuestos y que no acostumbraban a vivir de esa forma. “No somos malas personas. Esa era sólo una situación en la que nos encontrábamos en ese momento”.

“Por favor, no hagamos que parezca que somos malos padres porque no lo somos. Tratamos de hacer lo mejor para nuestros hijos. Simplemente no tenemos ayuda”, fue su insólita justificación.

El sujeto está imputado por cuatro cargos por abandono y poner en peligro a un menor.

Loading...
Revisa el siguiente artículo