Dormía tranquilamente cuando despertó a un desconocido chupándole los pies

El sujeto decía que era “un dios parecido a Zeus” y que había sido enviado desde las estrellas “para seducir a las mujeres”.

Por Camilo Henríquez

Richard Michael Parkhurst deberá pasar un buen tiempo en la cárcel luego de ser encontrado culpable de tres delitos menores, robo y dos cargos por “exposición indecente”.

Los hechos se remontan a octubre de 2017 y tras un largo juicio finalmente fue condenado y conocerá su sentencia el próximo 5 de abril, señala Long Beach Post.

Según los antecedentes del proceso, el hombre de 29 años se “expuso ante una mujer que paseaba a su perro” en un parque y el mismo día irrumpió en la casa de otra mujer en el sector de Seal Beach en California.

Su víctima se había quedado dormida en un sofá y cuando despertó encontró a Parkhurst chupándole los dedos de los pies. El sujeto escapó, pero pruebas de ADN confirmaron que él había estado lamiendo los pies de la mujer.

Richard Michael Parkhurst

Al día siguiente lo detuvieron por estar observando al interior de un departamento a través de la abertura para dejar las cartas y decirle al dueño que su novia “era atractiva”.

No contento con eso, los registros indican que fue sorprendido tocándose los genitales mientras miraba a una guardia de la cárcel en la que estaba recluido.

El abogado de Parkhurst aseguró que su defendido había “dejado de tomar los medicamentos para la esquizofrenia después de que su novia murió” y que estaba escuchando voces que le ordenaban hacer insólitas cosas.

Incluso, dijo que el joven afirmaba ser “un dios parecido a Zeus” y que había sido enviado desde las estrellas “para seducir a las mujeres” y que “ellas tendrían de buena gana a sus hijos”.

Parkhurst apuntaba que ese era “su destino” y que sus hijos crearían una “súper raza que salvaría el planeta”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo